En agosto, el peor avance económico de los últimos cuatro meses

viernes, 24 de octubre de 2014
MÉXICO, DF, (apro).- Lejos de tener un crecimiento sostenido, la economía mexicana sigue dando tumbos, luego de que en agosto pasado creció apenas 1.3% anual, informó el Instituto Nacional de Estadística y geografía (Inegi). Dicho crecimiento es el peor registro de los últimos cuatro meses y tira la expectativa del gobierno federal sobre un mejor comportamiento económico del país en la segunda parte del año; no sólo eso, también generó decepción en los especialistas del sector privado, quienes habían pronosticado una expansión de 2.3%. Al dar a conocer el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), el Inegi informó que en el octavo mes del año la economía mexicana fue impulsada por las actividades primarias, las cuales se expandieron 7.6% ante una mayor producción de alimentos agrícolas como el sorgo y maíz en grano, aguacate, tomate rojo, limón, manzana, uva, nuez, chile verde y plátano. Por otra parte, las actividades secundarias se elevaron apenas 1.4% anual debido a mayor las alzas observadas en los subsectores de edificación; equipo de transporte; productos metálicos; trabajos especializados para la construcción; industria de las bebidas y del tabaco; minería de minerales metálicos y no metálicos excepto petróleo y gas; generación, transmisión y distribución de energía eléctrica; “otras industrias manufactureras”, y accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica, entre otros. Mientras que las actividades terciarias obtuvieron un crecimiento de 1% a tasa anual en el mes en cuestión, producto del desempeño favorable del comercio; los servicios inmobiliarios; servicios de alquiler de bienes muebles, de marcas registradas, patentes y franquicias; servicios de alojamiento temporal; autotransporte de carga; servicios educativos, y personales, principalmente. El IGAE incorpora información preliminar de distintas actividades económicas como las agropecuarias, industriales, comerciales y algunas de servicios, por lo que debe considerarse como un indicador de tendencia o dirección de la economía mexicana en el corto plazo. De acuerdo con cifras desestacionalizadas, el IGAE tuvo un descenso de 0.17% en agosto, respecto al mes inmediato anterior. De acuerdo con los analistas de Banamex Citi, la cifra de agosto modera el optimismo sobre la reciente trayectoria de recuperación de la economía mexicana. No obstante, señalaron que “continuará la recuperación de la economía mexicana en lo que resta del año. A pesar de que los resultados de la actividad de agosto fueron decepcionantes, estimamos que persistirá el proceso gradual de reactivación productiva”. Banamex explicó que algunos indicadores de septiembre, como la creación de empleo formal, la confianza del consumidor, las ventas internas de automóviles y el crecimiento de la producción manufacturera en Estados Unidos, perfilan señales de mayor fortaleza de la demanda agregada interna y externa.

Comentarios