Baja OCDE a 2.6% expectativa de crecimiento en México para 2014

martes, 25 de noviembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a la aprobación de las llamadas “reformas estructurales”, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) redujo la previsión de crecimiento para México a 2.6% para el presente año, desde el 3.4% que pronosticó en mayo pasado. De acuerdo con el organismo encabezado por José Ángel Gurría, en el país están latentes los riesgos como la volatilidad a raíz del incremento de las tasas de interés en Estados Unidos. Además, agregó, persiste una demanda interna débil, una productividad rezagada y la reducción del precio del petróleo que puede mermar las finanzas públicas. Al presentar el documento “Perspectivas Económicas 2014”, el jefe de Estudios de País del Departamento de Economía de la OCDE, Álvaro Pereira, aseguró que “la demanda es muy importante para la recuperación en el crecimiento, ya que la demanda externa ha bajado mucho… La baja en el precio del petróleo también es un factor de riesgo ya que la parte fiscal también es afectada. América tiene que diversificar la productividad”. Pero la OCDE no sólo redujo su previsión del PIB mexicano para el año en curso, sino también para el 2015, al ubicarla en una tasa de 3.9% desde un 4.2% que previó anteriormente. Eso sí, el funcionario del organismo internacional aseguró que los efectos de las reformas llegarán pronto; incluso puso a México como ejemplo para muchos países en la aprobación de las mismas. “Esta es la hora de las reformas. México ha hecho muchísimas reformas, es un ejemplo que se debe seguir, ha hecho reformas muy grandes y debe ser seguido por Europa, Asia y América Latina… Lo que ha logrado en reformas no es muy común, el problema en los últimos 30 años es que no ha tenido un crecimiento grande y la productividad muy baja”, aseguró. Sobre la situación de la inseguridades el país, la OCDE dijo que es un tema que se debe resolver. No obstante, agregó, no ahuyentara las inversiones por los “beneficios que dejarán las reformas”. Álvaro Pereira aseguró: “Nosotros pensamos que el dividendo de estas reformas va empezar pronto para la inversión y el crecimiento, así como el de Estados Unidos puede impulsar el PIB mexicano”. Economía mundial, debilitada El panorama es complicado en el país y a nivel mundial, de acuerdo con la OCDE. De hecho, el jefe de Estudios de País del Departamento de Economía de la Organización, Álvaro Pereira, aseguró que “los riesgos globales para la economía están aumentando como el estancamiento de la Zona Euro, las perspectivas monetarias emergentes pueden aumentar la volatilidad de los países emergentes, así como la normalización de la política de la Reserva Federal en los Estados Unidos”. Lo anterior, aunado a los altos niveles de deuda de las economías avanzadas y la expansión del crédito de algunas economías emergentes, ha sido rápido. De hecho, comentó que “necesitamos urgentemente reformas estructurales para incentivar la economía y para la economía mundial es importante que en los países emergentes se hagan mayores reformas para atraer más inversión, comercio y creación de empleos”. Y es que, las proyecciones económicas para la economía mundial se situaron en 3.3% para el 2014; 3.7% para el 2015 y 3.9% para el 2016.  En Estados Unidos, la OCDE pronosticó un crecimiento de 2.2% para este año; 3.1%, para 2015 y 3% para 2016. En tanto que en América Latina, se espera un crecimiento de 1.4% en 2014; 2.5% en 2015; y 3.1% para 2016. De acuerdo con el análisis de la OCDE, el pobre crecimiento en América Latina se debe a que, luego de tener una bonanza de materias públicas durante una década, los precios de estos productos, así como un débil crecimiento de China, han debilitado la economía de la región. Por ello, la OCDE recomendó a Latinoamérica diversificar su modelo económico para impulsar el crecimiento.  

Comentarios