Se busca enfrentar a gobierno con Iglesia e IP, acusa la Coparmex

martes, 30 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) denunció hoy que “existen interesados en confrontar al gobierno con sectores específicos, como el empresariado, la Iglesia y la sociedad en general”. En su mensaje semanal, el presidente del organismo patronal Juan Pablo Castañón dijo que “los empresarios del país, representados en los 65 centros empresariales que integran la Coparmex, manifestamos nuestra honda preocupación por el nivel de inseguridad, violencia e impunidad al que se ha llegado en las últimas semanas y demandamos el restablecimiento del estado de derecho y las garantías básicas para el desenvolvimiento de la sociedad mexicana". Asimismo, añadió que “reconocemos que las graves manifestaciones del crimen organizado, así como de grupos interesados en desestabilizar la sana convivencia de los mexicanos, se han presentado en regiones específicas del país, sin embargo, es cada vez mayor el número de poblaciones afectadas, así como la gravedad del tipo de agresiones contra la sociedad en general”. También señaló que la desaparición aún no resuelta después de tres meses de los normalistas de Ayotzinapa, la decena de muertes registradas a últimas fechas en Michoacán, las ejecuciones en Tlatlaya, Estado de México, así como “el artero” asesinato del sacerdote Gregorio López Gorostieta, sumados a las amenazas, extorsión e intimidación de los delincuentes, “son páginas que se añaden al marco de inseguridad que padece nuestra patria en los últimos tiempos”. En efecto, de acuerdo con la Encuesta a los Economistas del Sector Privado, elaborada por el Banco de México (Banxico), la inseguridad es el principal obstáculo que impide el crecimiento. No sólo eso, la agencia calificadora Standard & Poor´s advirtió que estos problemas constituyen un desafío para el gobierno del priista Enrique Peña Nieto. Para el organismo patronal esta descomposición no la merece nuestra nación, por lo que es urgente poner en marcha los planes de pacificación y seguridad anunciados por el gobierno de la República. El organismo de la iniciativa privada sentenció luego que “la sociedad mexicana no puede darse el lujo de admitir estos hechos en el marco de la impunidad y mucho menos de pensar que podrían mirarse como algo que llegó para quedarse”. México, advirtió la Coparmex, no puede arribar al nuevo año 2015 enfrascado en esta violencia que, ahora, pretende amenazar el proceso electoral que se llevará a cabo en junio próximo.