Alerta Banxico sobre riesgos de moneda virtual

lunes, 10 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El Banco de México (Banxico) advirtió hoy que la adquisición y el uso de monedas virtuales, como el Bitcoin (BTC), conlleva un alto riesgo de depreciación y pérdidas monetarias, debido a su volatilidad y al hecho de que “no son monedas de curso legal en México”. “Al no existir una organización identificable que emita estos activos o un tercero que asuma obligaciones por dichos activos, difícilmente procedería un recurso legal en caso de pérdida”, alertó el Banxico en un comunicado. Si bien la institución admite que a la fecha el uso de la criptomoneda no penetró en México y no presenta un riesgo mayor para el sistema financiero, asegura que “seguirá su evolución y sus potenciales implicaciones y, de juzgarse necesario, emitirá la regulación pertinente”. El pasado 7 de febrero, MtGox, la principal plataforma de intercambio de Bitcoin en el mundo, dejó de funcionar. La criptomoneda conoció entonces la peor crisis desde su fundación en 2009: su valor cayó de 800 dólares por BTC el 7 de febrero a 528 dólares, el 26 del mismo mes. El viernes 28 de febrero, Mark Karpeles, director de MtGox, anunció la quiebra de su empresa debido a un ataque cibernético, durante el cual los ‘ciberpiratas’ robaron 850 mil BTC que tenían depositados los cerca de 500 mil usuarios del portal. Sus pérdidas se elevaron a 480 millones de dólares, ya que en este momento la criptomoneda alcanzaba el valor de 585 dólares por cada BTC. Karpeles se disculpó al admitir que existen “pocas probabilidades” para que los usuarios recuperen sus Bitcoins. El jueves 6, la compañía Flexcoin a su vez debió clausurar su sitio después de un ataque en la que los piratas hurtaron 896 Bitcoins, con un valor de 600 mil dólares. Los investigadores de Dell SecureWorks inventariaron más de 119 programas destinados a robar Bitcoins en un estudio que publicaron el pasado 26 de febrero. La mayoría de los malware explotan fallas en la seguridad del sistema operativo de Windows. Turbulencias de la moneda Los ataques informáticos no son los únicos problemas que enfrenta la criptomoneda: la especulación alimenta un crecimiento con forma de burbuja financiera –el BTC alcanzó mil 182 dólares en diciembre—, mientras que sus detractores denunciaron su utilización para lavar dinero o comprar servicios ilegales en línea, como en el llamado Internet oscuro. Varios países tratan de regular el mercado del Bitcoin, como China, que fue el mayor mercado mundial de BTC hasta que el banco central decidió –a inicios de diciembre– prohibir a los establecimientos financieros el uso de la moneda digital. El 18 de diciembre, el gobierno chino extendió la prohibición a las plataformas de pago en línea. El 27 de diciembre, la principal plataforma de intercambio de Bitcoins en India suspendió sus servicios tras recibir advertencias del banco central. El 10 de febrero anterior, las autoridades financieras rusas se mostraron inquietas del “interés creciente para las monedas virtuales, sobre todo con el motivo de lavar dinero obtenido por vías criminales”, según un comunicado de la Fiscalía. El gobierno de Japón anunció el pasado miércoles que tratará de enmarcar las transacciones realizadas en BTC mediante un IVA sobre las mercancías, así como la imposición sobre las ganancias de las empresas ligadas al BTC. El mismo día, el ministro de economía francés Pierre Moscovici declaró que presentará el tema de la regulación de la economía del Bitcoin ante el Consejo para Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea (UE). El pasado lunes Gran Bretaña instauró impuestos sobre el valor agregado, las ganancias corporativas, así como los ingresos del capital que genera la economía del Bitcoin. Satoshi Nakamoto –el seudónimo detrás del cual se esconde el creador del Bitcoin– fundó el programa de su criptomoneda bajo los principios del “Internet libre”: al evitar el circuito financiero tradicional, el Bitcoin garantiza a su usuario el anonimato en sus transacciones, así como la imposibilidad para cualquier autoridad de rastrear el movimiento de su dinero. Se podría resumir el Bitcoin como el equivalente digital del pago en efectivo mediante el Peer-to-peer. Algunas tiendas, bares o restaurantes en Europa y Estados Unidos aceptan el pago en Bitcoin, a pesar de la alta volatilidad de la moneda. A la fecha circulan 12 millones 462 mil 875 Bitcoins –cuyo valor unitario alcanza los 630 dólares–, mediante los cuales se realizaron 74 mil 150 transacciones sólo este lunes 10.  

Comentarios