Enfrenta Peña reclamos de industriales de Nuevo León

miércoles, 9 de abril de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto enfrentó hoy un severo reclamo de los industriales nuevoleoneses: le exigieron reorientar el gasto público federal para reactivar la economía del país. En su discurso de toma de posesión como presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra), Álvaro Fernández Garza, manifestó que la adversidad del entorno económico internacional preocupa seriamente a los empresarios del estado que gobierna Rodrigo Medina de la Cruz. “Aunque varios de los factores que provocaron esta situación se han atenuado, aún se presentan debilidades en el mercado interno y en la confianza de los consumidores y productores. Por esa razón nos gustaría observar una verdadera reingeniería en el gasto público, que garantice que los recursos se orienten hacia las áreas prioritarias para el desarrollo económico”, dijo. El empresario, quien fue reelecto durante la 70 Asamblea General de la Caintra, precisó que si la dirección del gasto se replantea y ello se suma a las inversiones programadas del sector privado, el dinamismo de la economía nacional puede detonar nuevamente. En el auditorio de Cintermex y ante la presencia del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, Fernández Garza manifestó que 2013 fue un año de lento desarrollo para el país, con un crecimiento apenas superior a 1%, lo que provocó mermas en los micro, pequeños y medianos empresarios de la entidad. El gobierno, dijo, es un actor fundamental en la economía del país y por ello no debe postergar sus compras e inversiones. “El ejercicio oportuno del gasto es una variable importante para reactivar el ritmo del mercado interno”, puntualizó. Al referirse a la reforma fiscal aprobada el año pasado, el presidente de la Caintra señaló que “es perfectible”, y pidió a Peña Nieto continuar el diálogo con los empresarios para explorar juntos alternativas que beneficien al país. Asimismo propuso considerar los impuestos al consumo, tomando en cuenta que en otros países han demostrado su efectividad para ampliar la base de contribuyentes de todos los sectores. Fernández Garza también demandó un régimen específico para pequeñas y medianas empresas (Pymes) que simplifique los trámites y frecuencia de las declaraciones. En respuesta a los planteamientos de la Caintra, Peña Nieto señaló que el gobierno federal trabaja para que el Estado tenga un crecimiento económico elevado, sostenido y sustentable en las siguientes décadas. Y subrayó que las reformas en materia económica traerán “claros beneficios para el sector industrial de México”. Las enmiendas a la ley, añadió, han beneficiado principalmente a las pymes, ofreciéndoles mejores condiciones para competir. “Con la reforma constitucional en materia de competencia económica se combaten las prácticas monopólicas, asegurando la libre competencia y concurrencia en todos los sectores de la economía. Con ella se benefician directamente las pequeñas y medianas empresas, porque se eliminan las barreras de entrada y se nivela el terreno de juego”, detalló. Sobre la reforma educativa, también aprobada en 2013, aseguró que su instrumentación mejorará el nivel académico, y a mediano plazo –añadió– se fortalecerá el capital humano y la  capacidad innovadora. Respecto de la reforma energética, sostuvo que significará el cambio económico más importante en los últimos 50 años de México, y para los industriales, dijo, representará mayor seguridad en el abasto de energético y menores costos a favor de su competitividad. Luego de mencionar que el gobierno federal amplió los proyectos e inversión en infraestructura carretera, portuaria y ferroviaria, con un aceleramiento del gasto en esa materia, Peña precisó que en los primeros dos meses de este año la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) invirtió 308% más en comparación con el mismo lapso el año pasado.  

Comentarios