Con reformas secundarias, tarifas de luz bajarán hasta 25%: Coldwell

jueves, 1 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- El titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, señaló que las tarifas de electricidad podrían bajar alrededor de 25% con la aprobación de las reformas secundarias del sector energético. No sólo eso, el nuevo modelo regulatorio –dijo– permitirá que las empresas lleguen a invertir en México, lo que aumentará la competencia y mejorará los precios. En entrevista con Primero Noticias, un día después de que el Ejecutivo federal envió al Senado las iniciativas de legislación secundaria de la reforma energética, el funcionario señaló que en México las tarifas de luz son hasta 25% más caras, y en segmentos no subsidiados como la industria se paga hasta 85% más por el servicio. “Si (en dos años) la energía en México no alcanza costos similares a la de nuestros socios comerciales, principalmente los que están geográficamente más cerca, habrá fracasado la reforma y México va a perder competitividad", advirtió. Sobre las tarifas eléctricas industriales, añadió: "Trataríamos de ir bajando gradualmente, eso sería lo ideal, ese tendría que ser nuestro objetivo. No tendríamos por qué no tener costos de luz similares a Estados Unidos". Ayer, en conferencia de prensa conjunta con el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, Joaquín Coldwell explicó que el paquete de legislación secundaria en materia energética que envió el Ejecutivo federal al Senado de la República está integrado por 21 leyes divididas en nueve bloques, de las cuales ocho leyes son nuevas y 13 sufrirán modificaciones. La legislación se basa en la libre concurrencia y la libre competencia entre empresas del estado y particulares, apuntó, y sostuvo que la única excepción es la venta al público de gasolinas, cuya apertura se dará con gradualidad conforme se construya infraestructura adecuada y existan las condiciones de competencia. El funcionario resaltó que la propuesta de legislación secundaria reafirma el principio constitucional de que la propiedad de los hidrocarburos es de la nación mexicana. Coldwell hizo hincapié en que los contratos serán transparentes y las adjudicaciones se harán a las empresas que ofrezcan las mejores condiciones para el Estado. “Los contratos serán por licitaciones públicas y disponibles en internet“, apuntó, y advirtió que dichos contratos “podrán suspenderse por incumplimiento o información falsa, por no realizar pagos, o por daños a personas o al medio ambiente”.