Estamos dando la vuela al ciclo de desaceleración: CCE

martes, 27 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) disminuyó su previsión de crecimiento económico a 2.7%, la cúpula empresarial se mostró optimista al expresar que “hay señales que indican que estamos dando la vuelta a este ciclo de desaceleración”. Según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el ajuste de Hacienda “resulta realista porque es coherente con el poco avance del primer trimestre del año”. Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del organismo, explicó que el primer trimestre sorprendió con un dinamismo a la baja en la economía mundial, cuyas expectativas de crecimiento disminuyeron en casi medio punto porcentual en el periodo, especialmente para Estados Unidos. Además, dijo, nuestro mercado interno se ha mantenido con poco empuje, y a ello se sumó el impacto de la reforma fiscal de 2013, que ha presionado al consumo y la inversión, como lo han reconocido las propias autoridades. Pero “afortunadamente hay señales que indican que estamos dando la vuelta a este ciclo de desaceleración, que se ha prolongado por más de un año. El presente trimestre será mucho mejor; punto de inflexión para que la segunda mitad del año sea de notorio dinamismo”, subrayó. De acuerdo con el CCE, la economía mexicana se fortalece de manera incipiente, pero con consistencia en varias áreas. Por ejemplo, señaló, la producción industrial registra un tercer incremento mensual consecutivo, con un sector automotriz que batió todas las marcas en abril para exportación. Sostuvo que hay una recuperación de la actividad manufacturera de Estados Unidos que incidirá positivamente en nuestras exportaciones, que ya crecen a un ritmo de 4.7%. Por otra parte, celebró las “mejoras” en las cifras sobre empleo, remesas, crédito al consumo e inclusive confianza del consumidor. Y precisó que “hay un leve, pero prometedor avance tanto en ventas al menudeo como al mayoreo, mientras que la inflación continúa disminuyendo”. Gutiérrez Candiani también adelantó que el gasto y la inversión del sector público tomarán mayor impulso con los correspondientes efectos multiplicadores. El gasto público se está ejerciendo con prontitud y el gobierno ha señalado que redoblará esfuerzos en este sentido, señaló. En el ambiente político, la cúpula empresarial consideró que se acumulan las señales de que en el Congreso de la Unión habrá acuerdos con la aprobación de los pendientes, entre ellos la reforma político-electoral, la buena marcha de los foros en materia energética y los convenios en materia de telecomunicaciones. Para la clase empresarial todo va miel sobre hojuelas, pese a que ha sido de los principales afectados por la reforma hacendaria. “Todo esto nos da confianza de que las reformas quedarán listas en junio, para pasar de lleno a la fase de implementación, despejando el camino y dando certidumbre para que empiece a fluir un gran volumen de inversiones”, sentenció Gutiérrez Candiani. Pero no dejó pasar la oportunidad de pedirle al gobierno de Enrique Peña Nieto que realice ajustes de política económica en factores prioritarios como el fiscal, “donde consideramos existe margen de maniobra para alcanzar acuerdos que nos lleven a un régimen hacendario más eficiente, equitativo y justo”.