Especialistas ajustan de 3.1 a 2.77% previsión del PIB

martes, 3 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Ante el débil comportamiento de la economía nacional durante el primer trimestre del año, los especialistas del sector privado redujeron su previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3.1 a 2.77%, destacó este martes el Banco de México (Banxico). Al dar a conocer la “Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado”, que aplica el banco central entre 39 grupos de análisis y consultoría tanto nacionales como extranjeros, el sondeo arrojó que el consenso es que ni siquiera se alcanzará una tasa de 3%. Apenas el 23 de mayo la Secretaría de Hacienda (SHCP) disminuyó su pronóstico de crecimiento de 3.9 a 2.7%, luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelara que la economía sólo creció 1.8% anual en el primer trimestre. Según los analistas consultados por Banxico, la creación de empleos también se verá mermada, ya que para este año esperan 583 mil nuevas plazas de las 605 mil estimadas en abril pasado. Eso no es todo: en el motor externo de la economía mexicana las cosas no prometen mucho, ya que para este año y el próximo los analistas revisaron a la baja sus expectativas de déficit comercial. En contraste, las expectativas sobre los flujos de entrada de recursos por concepto de inversión extranjera directa para 2014 se mantuvieron en niveles cercanos a la encuesta anterior, rondando los 25 mil millones de dólares, cuando el año pasado la IED captada por México ascendió a 38 mil millones. De acuerdo con los especialistas del sector privado, entre los factores que podrían obstaculizar el crecimiento destaca en primer lugar los problemas de seguridad pública; sigue la debilidad del mercado interno, la debilidad del mercado externo y la economía mundial, así como la incertidumbre sobre la política fiscal que se está instrumentando desde la SHCP. De esta manera, los especialistas coinciden en que la economía no marcha de la mejor manera posible. Justo ayer, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) aseguró que aún no hay señales claras de recuperación, ya que la inversión y el consumo siguen deprimidos, mientras que el gasto público y las exportaciones van mejorando su dinamismo.