Industria de la construcción no levanta; acumula 13 meses en números rojos

jueves, 31 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La industria de la construcción sigue sin “levantar”, luego de que en mayo pasado la producción en este sector se desplomó 2.9%, acumulando así 13 meses en números rojos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En ese mes todos los subsectores que integran el sector retrocedieron: las obras de ingeniería civil cayeron 3.5%; los trabajos especializados para la construcción, 3.4%, mientras que la edificación disminuyó 2.3%. Según el Inegi, el valor de la obra construida por las empresas del ramo se concentró en la edificación en general (como viviendas, escuelas, edificios para la industria, comercio y servicios, hospitales y clínicas, y edificaciones para recreación y esparcimiento), que aportó 46.3% del valor total durante el mes de referencia, y la de transporte (como autopistas, carreteras, caminos, vías férreas, Metro y tren ligero, y obras de urbanización y vialidad, entre otras), que mostró una participación de 25.9%. Así, estos dos tipos de obra representaron en forma conjunta 72.2% del valor total. El resto de dicho valor correspondió a obras relacionadas con petróleo y petroquímica; “otras construcciones”; y las ligadas a electricidad y comunicaciones, riego y saneamiento. Pero no sólo las obras disminuyeron, también el personal ocupado se desplomó 3.8%. Las horas trabajadas reportaron una reducción de 4.7% durante mayo, en tanto que las remuneraciones medias reales pagadas disminuyeron 0.5% a tasa anual en el mes en cuestión. Según la localización, las principales aportaciones al valor total de la obra construida por entidad federativa correspondieron a Nuevo León, Veracruz, Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Sonora, Tabasco, Chihuahua, Campeche, Quintana Roo y Tamaulipas. En conjunto, estas 12 entidades contribuyeron con 66.8% del valor producido en el sector. Así, donde se le mire, la industria de la construcción no repunta, pese a la presunción del gobierno federal sobre el crecimiento de gasto público, que se destina en su mayor parte a la infraestructura. En datos desestacionalizados, la industria de la construcción retrocedió 0.35% respecto del mes inmediato anterior.

Comentarios