Se desploma confianza empresarial y del consumidor

martes, 5 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La debilidad del mercado interno ya pegó en la percepción de los consumidores mexicanos al ver cada vez con menor optimismo la situación económica del país y la de sus familias, y la reducción de sus posibilidades de adquirir bienes durables. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Banco de México (Banxico), el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se desplomó 7.5% anual, al registrar 90.5 puntos en julio pasado, nivel inferior a las 98 unidades del mismo mes del año pasado. El comportamiento de los cinco componentes parciales que se integran para medir el ICC durante el séptimo mes del año en curso fue el siguiente: El componente que muestra la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual, con relación a la que tenían hace 12 meses, se ubicó en julio de 2014 en 94.7 puntos, lo cual representó un nivel 4.6% inferior al reportado en el mismo mes de 2013. En el mes de referencia, el rubro que capta la situación económica que se espera para los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto a la que registra en el momento actual, observó un nivel de 97.3 puntos, lo que significó una disminución anual de 6.3%. En el séptimo mes de 2014, el indicador que evalúa la situación económica del país hoy en día, comparada con la que prevaleció hace 12 meses, reportó una reducción anual de 8.9%, al registrar 90.9 puntos. El componente que refleja la percepción de los consumidores sobre la situación económica del país dentro de 12 meses, respecto a la actual, se situó en julio de 2014 en 90.1 puntos. Dicha cifra implicó una caída de 12% respecto a los 102.4 puntos alcanzados en julio del año anterior. Por último, el indicador que mide las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para comprar bienes durables, tales como muebles, televisor, lavadora y otros aparatos electrodomésticos, presentó en julio pasado una reducción anual de 5.7%, al colocarse en un nivel de 79.6 puntos. Confianza empresarial, por los suelos No sólo la percepción de los consumidores se vio afectada por el débil comportamiento de la economía mexicana, también los empresarios vieron empeorar su entorno. El Índice de Confianza Empresarial (ICE) se estableció en 52.4 puntos durante julio de 2014, nivel inferior en 2.8 puntos respecto al de igual mes de 2013, cuando fue de 55.2 puntos. Al igual que los consumidores, no vieron mejoría en el futuro económico de sus empresas, ni del país y mucho menos consideraron el momento actual para realizar inversiones. Prácticamente en todos los sectores manufactureros la situación empeoró, es el caso de la industria de alimentos, bebidas y tabaco; derivados del petróleo y del carbón, industria química, del plástico y del hule; minerales no metálicos y metálicas básicas; equipo de computación, accesorios electrónicos y aparatos eléctricos; equipo de transporte; productos metálicos, maquinaria, equipo y muebles; así como en el dedicado a la fabricación de textiles, prendas de vestir, cuero y piel, madera, papel y otras. El ICE de la construcción, que muestra el nivel de confianza de los empresarios de dicho sector sobre la situación económica presente y futura del país y de sus empresas se estableció en 52.8 puntos en julio de este año, dato menor en 1.7 puntos respecto al de igual mes de un año antes, cuando se ubicó en 54.5 puntos. En tanto que el Indicador de Confianza Empresarial del Comercio presentó una reducción anual de 3.8 puntos, al pasar de 56.8 puntos en julio de 2013 a 53 puntos en el séptimo mes de 2014.

Comentarios