Preocupa a Carstens aumento al mínimo propuesto por Mancera

jueves, 7 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Al gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, no le agradó la idea de incrementar el salario mínimo hasta 100 pesos diarios, como lo propuso el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera. Luego de su participación en el 35 aniversario del Banco Latinoamericano de Comercio Exterior (Bladex), Carstens se manifestó preocupado por un posible impacto inflacionario con esa medida, pues si los aumentos salariales no vienen acompañados de productividad, dijo, eso puede generar inflación. Los sueldos reales, “que realmente es lo que importa, no aumentarán” debido al incremento de golpe en los salarios, que en las últimas décadas han perdido su poder adquisitivo en más de 70%. El banco central no es el primero que toma con reservas la propuesta del mandatario capitalino. El pasado martes 5, el subsecretario del Trabajo, Rafael Avante Juárez, señaló que la medida “no es un asunto de partidos políticos, es un asunto de factores de la producción. No es un asunto de popularidad ni de encuestas electorales, es un asunto de variables económicas concretas y de efectos positivos y reales en la economía de los ciudadanos y de todos los mexicanos”, subrayó. Luego de manifestar su preocupación por el aumento que anunció Mancera, Carstens confió en las llamadas “reformas estructurales” para elevar la productividad del país y, por ende, los salarios de la población, así como el impulso del crecimiento de la economía mexicana a tasas de 5% en tres años. “Desde un punto de vista estructural, lo que va a hacer que la economía pase de un crecimiento potencial de alrededor de 3% a uno de 5%, en dos o tres años o hacia finales de esta administración, son realmente estas reformas energéticas, que además de implementarse adecuadamente, van a tener la capacidad de generar sinergias entre ellas mismas”, apuntó. Además, señaló que México se diferenciará de otros países emergentes e incluso de economías desarrolladas, ya que nuestro país ha establecido políticas económicas que se ajustan a la realidad global. Según el gobernador del Banxico, el crecimiento en las economías emergentes, incluido México, no puede depender exclusivamente de la expectativa de un mayor crecimiento mundial y de las políticas de economías avanzadas. La economía mexicana, concluyó, descansa en tres pilares: estabilidad macroeconómica, fortaleza del sector externo y las reformas estructurales.  

Comentarios