La energética, reforma más promocionada en el extranjero

lunes, 1 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El año pasado, a través de su presencia en los diferentes foros internacionales, así como en las giras al extranjero de Enrique Peña Nieto y el canciller Antonio Meade Kuribreña, el gobierno federal buscó “mejorar la imagen” de México y promovió sus reformas estructurales, particularmente la energética. Gracias a esa promoción internacional, “se difunde la imagen de México como un país rico culturalmente, como un destino turístico inigualable y como un lugar atractivo para hacer negocios e invertir”, destaca el segundo informe de Gobierno y añade que en los seis primeros meses del año México recibió 9 mil 732 millones de dólares en Inversiones Extranjeras Directas (IED). Asimismo, el gobierno federal dedicó parte de su agenda diplomática a “reafirmar el compromiso del país con el libre comercio, la movilidad de capitales y la integración productiva”, mientras que aprovechó sus participaciones en foros internacionales para “difundir la transformación que vive México con base en las reformas estructurales que fomentan la productividad y competitividad de la economía”. En este sentido, Enrique Peña Nieto firmó Tratados de Libre Comercio (TLC) con Panamá, Jordania, y toda la región de Centroamérica, mientras que las negociaciones del TLC con Turquía están por concluirse, agrega el informe. En el marco de la “Cooperación Bilateral en Materia de Seguridad”, con los Estados Unidos se aprobaron cerca de 70 proyectos, que abarcan a 18 dependencias federales y a los 32 Estados de la República, por un monto aproximado de 430 millones de dólares. En cuanto a la región latinoamericana, el informe destaca la reanudación de las relaciones con Cuba, a raíz de la visita que realizó Enrique Peña Nieto a la isla a finales de enero pasado. Se entretuvo con los hermanos Castro y regresó a México con 29 documentos firmados, la mayor parte de ellos económicos y arancelarios para aprovechar de la “actualización del modelo económico de Cuba”, plantea el documento. Pero si bien el gobierno quería “consolidad la posición de México como un actor regional relevante” en América Latina, el informe destaca que Enrique Peña Nieto realizó solo ocho viajes a la región –dos en Panamá y en Colombia, los demás en Cuba, Chile, Ecuador y Honduras--. El presidente visitó a varios países de Europa y Asia, entre los cuales Indonesia, Portugal, España, Suecia así como el Vaticano –a raíz de la cual invitó al papa Francisco--; mientras que la cancillería recibió entre otros al presidente de Francia y el primer ministro japonés, Shinzo Abe. En el Medio Oriente, el gobierno mexicano –a través del Presidente o del canciller—sólo se acercó a Israel y a las monarquías petroleras del Golfo como Kuwait, Qatar –donde México abrió una embajada--, Jordania, los Estados Árabes Unidos y Arabia Saudita; los aliados inflexibles de Estados Unidos en la región que sacudieron fuertes tensiones el año pasado. Consulta el Segundo Informe de Gobierno aquí:

Segundo Informe de EPN by Revista Proceso

Comentarios