Informalidad, obstáculo para aumentar el mínimo: Coparmex

miércoles, 17 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El debate sobre el incremento del salario mínimo no termina. Esta vez el sector patronal dejó claro que ninguna política que busque incrementar el salario, sin eliminar la informalidad, será una solución integral. Mediante un comunicado, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló que “hay que considerar que la informalidad en México alcanza al 59% de la población ocupada y es precisamente en el sector informal donde el salario mínimo es una realidad”. En la informalidad, añadió, no hay reglas, horarios, salarios base, compromiso, ni seguridad de un aumento a las percepciones. Una integración del salario en México, abundó, es muy diferente a los países que han tomado como ejemplo, por eso tiene que ser de acuerdo a la realidad mexicana. “No se puede pensar que las políticas de incremento de salarios mínimos que se han implementado en esos países, podrían ser factibles en México, sin que se afecten la productividad y los contratos colectivos de las industrias que han venido avanzando en los ingresos de trabajadores formales de más de dos o tres salarios mínimos en promedio”, enfatizó el organismo presidido por Juan Pablo Castañón. Hoy, durante su Segundo Informe, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, aseguró que con su propuesta de incremento al salario, desaparecerán los esquemas de contratación por honorarios y eventuales. Además afirmó que con el actual salario los trabajadores están condenados a “no salir de la pobreza”. Para la Coparmex, tiene que ser en el seno de la Comisión Nacional de Salario Mínimo (Conasami) –mecanismo institucional que en forma tripartita fija los salarios mínimos– donde se hagan los estudios técnicos necesarios con base en una fórmula que incorpore esquemas sustentables, que consideren la productividad, para que efectivamente se impulse la competitividad de las empresas formales y se genere así mayor crecimiento de la economía y facilite la creación de más empleos. De acuerdo con la cúpula patronal, es fundamental cuidar en este proceso a las pequeñas y medianas empresas, que generan el 80% del empleo en el país. “No podemos pasar por alto que esta discusión se da cuando las empresas formales aún están absorbiendo el incremento hasta del 7% en los costos laborales, por efecto de las disposiciones fiscales que entraron en vigor este año”, precisó. La Coparmex aseguró que el capital invertido en cada trabajador de las empresas legalmente constituidas, es infinitamente mayor al de la informalidad. Prueba de ello, sostuvo es que con el 40% de los trabajadores, la economía formal produce el 75% del Producto Interno Bruto (PIB). Por ello sentenció: “Hoy (las empresas) no están en condiciones de enfrentar eventuales incrementos de cuotas, derechos o aportaciones al gobierno federal y sus instituciones, como tampoco nuevos impuestos mencionados en la iniciativa de Ley de Ingresos del 2015, como son los gravámenes al patrimonio, a nóminas y asimilados, y a la ecología, aunque ahí se expresen en cero, se están expresando como nuevos impuestos”.  

Comentarios