Reformas en México aportarán 1% del PIB, prevé la OCDE

martes, 6 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Si las “reformas estructurales” se implementan de manera correcta, el Producto Interno Bruto (PIB) del país podrá elevarse hasta un punto porcentual por año, afirmó el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría. Al presentar el estudio Políticas urbanas en México, transformando la política urbana y el financiamiento de la vivienda, el representante del organismo internacional aseguró que este incremento en el crecimiento económico se podrá observar hasta la próxima década. En la presentación del estudio, que tuvo lugar en las instalaciones del Infonavit, Gurría estuvo acompañado por el titular del Infonavit, Alejandro Murat, así como por el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y por el gobernador mexiquense Eruviel Ávila. De acuerdo con Gurría, “las reformas contribuirán además a elevar el nivel total de la productividad en el país, con lo cual habría otros beneficios no calculados en este efecto positivo esperado sobre el crecimiento económico, quizá otro medio punto de crecimiento adicional”. Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la economía mexicana creció de 2.1 a 2.6% en 2014. Sin embargo, los especialistas señalan que apenas se alcanzó 2%. Mientras que para el 2015, el gobierno federal espera un crecimiento del orden de 3.2 a 4.2%, ya con los primeros efectos de las reformas. “País de viviendas deshabitadas” José Ángel Gurría también puso el dedo en el renglón de la vivienda en México, al revelar que es de las naciones con mayor número de casas deshabitadas a falta de una política urbana. “Lo que resulta una paradoja, en vista del gran número de casas construidas y la gran necesidad de vivienda. Esto como resultado de la desvinculación entre el desarrollo urbano y la construcción de casas”, advirtió Gurría. El secretario general de la OCDE explicó que en México 76% de las viviendas están ocupadas por sus propietarios y el 90% están clasificadas como casas independientes. “Es un país de viviendas en propiedad de casas unifamiliares, con modelo habitacional en el uso de suelo, que al final de cuentas, limita las opciones de vivienda de los ciudadanos”, acotó. La OCDE señala que la falta de una política urbana, de urbes sustentables, limita la productividad y competitividad de las ciudades del país, pues los ciudadanos viven lejos de sus centros de trabajo, lo que también daña el medio ambiente por el uso de transporte. Además, en su reporte recomendó mejorar el modelo de financiamiento e impulsar un desarrollo urbano más efectivo y sustentable para solucionar el problema de viviendas vacantes. También, impulsar un marco fiscal para el desarrollo de urbes sustentables, así como incentivar la coordinación entre los tres niveles de gobierno. Gurría destacó que el problema de vivienda y movilidad afecta al conjunto de la economía mexicana, como son los altos niveles de informalidad, bajos niveles de inversión, educación e innovación. Además, ello no ha permitido que México materialice los beneficios del proceso de urbanización, la cual tiene uno de los niveles más altos dentro de los países de la OCDE, pero en otros indicadores sociales el país presenta déficit. Para la OCDE, México tiene ahora el desafío de promover una nueva visión de las ciudades a través de un modelo de financiamiento de vivienda que mejore los resultados urbanos; un modelo de desarrollo urbano más efectivo, eficiente y sustentable, donde la planeación del transporte deberá coordinarse con la producción de la vivienda, entre otras acciones.  

Comentarios