Déficit de 490.5 mil mdp impactó finanzas hasta octubre: SHCP

lunes, 30 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- En los primeros 10 meses del año las finanzas públicas del país tuvieron un déficit de 490.5 mil millones de pesos, cifra mayor a los 433 mil millones registrados en el lapso de 2014, según el Informe sobre Finanzas y Deuda Pública elaborado por la Secretaría de Hacienda. De acuerdo con la dependencia, lo anterior se explica principalmente por el menor nivel de los ingresos petroleros, que no incluyen los recursos de las coberturas que se recibirán en diciembre de este año. En efecto, las finanzas públicas se sostienen de los ingresos derivados de los impuestos, ya que los recursos provenientes del petróleo continúan en picada, ante la menor producción y el bajo costo del barril de este combustible. De hecho, entre enero y octubre los ingresos petroleros se ubicaron en 654 mil millones de pesos, nivel 38% inferior en términos reales a los del mismo lapso del año anterior. Este resultado se explica por la caída de 49.3% en el precio promedio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo, ya que pasó de 93.1 dólares por barril (dpb), de enero-octubre de 2014, a 47.2 dpb en este año. No sólo eso, la producción se vio mermada 7.6%, mientras el precio del gas natural se redujo 33.6%. Sin embargo, Hacienda aclaró que “estos efectos se compensaron parcialmente con la depreciación del tipo de cambio”. Por si fuera poco, los ingresos propios de CFE, IMSS e ISSSTE sumaron 507.3 mil millones de pesos, monto que muestra una disminución de 3.3% en términos reales respecto de 2014. Esto se explica por menores ingresos de la CFE derivados de las ventas de energía eléctrica. Los únicos ingresos del gobierno que tuvieron una variación positiva en los primeros 10 meses del año fueron los provenientes de los impuestos, que ascendieron a un billón 966.2 mil millones de pesos, es decir, tuvieron un incremento real de 28.1% respecto de 2014. Destaca la evolución de la recaudación del IEPS (con un alza de 241%), del impuesto a las importaciones (27.6%), del sistema renta (23.8%) y del IVA (con incrementos de 3.7%). Según la dependencia encabezada por Luis Videgaray, “estos resultados se explican por el efecto de las modificaciones al marco tributario y las medidas de administración tributaria adoptadas como resultado de la reforma hacendaria”. No sólo eso, el dinamismo de los ingresos tributarios responde, precisó la SHCP, a medidas con efectos de una sola vez, como la eliminación del régimen de consolidación y las mejoras administrativas en el proceso de retención del ISR a los empleados públicos. Más gasto por pensiones Por el lado del gasto, éste alcanzó un monto de 3 billones 842.2 mil millones de pesos entre enero y octubre, lo que implicó una tasa de crecimiento acumulada de 2.8% en términos reales respecto del mismo periodo de 2014. Hacienda precisó que el gasto de capital disminuyó 3.1% en términos reales respecto del mismo lapso de 2014; el gasto en pensiones y jubilaciones aumentó 6.5% real, mientras que los subsidios, transferencias y aportaciones corrientes, con los que se apoya la ejecución de los programas sujetos a reglas de operación, subieron 6.5% real. En el mismo lapso se registró una reducción del gasto en servicios personales de 2.2%. Deuda imparable El saldo de la deuda interna neta del sector público federal (gobierno federal, empresas productivas del Estado y banca de desarrollo) se ubicó en 5 billones 196.3 mil millones de pesos al cierre de octubre, lo que significa un aumento de 392.1 mil millones de pesos respecto del saldo registrado al cierre de 2014. Mientras que el saldo de la deuda externa neta del sector público federal fue de 160.8 mil millones de dólares, monto superior en 15.2 mil millones de dólares al registrado al cierre de 2014. Por último, el saldo histórico de los RFSP ascendió a 8 billones 296.8 mil millones de pesos y fue superior en 850.8 mil millones de pesos al de diciembre de 2014, de los que 265 mil millones de pesos se explican por movimientos en el tipo de cambio. En este contexto, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) aseguró que es evidente que el sector público requerirá una gran cantidad de recursos para cumplir con sus objetivos. “Es por ello que la estrategia de endeudamiento debe estar alineada con los objetivos de crecimiento, creación de empleos y bienestar y una estructura del gasto en línea con estos objetivos, más inversión para incrementar la productividad, en particular en infraestructura y menos en gasto asistencial que no genera bienestar permanente. Administrar correctamente las fuentes de endeudamiento es fundamental, sobre todo con el ritmo en que ha crecido la deuda”, advirtió el organismo dirigido por Luis Foncerrada.

Comentarios