Pierde ICA 22.59% en la BMV… y Standard & Poor’s le recorta calificación

miércoles, 2 de diciembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- La decisión de la constructora ICA de tomar un periodo de gracia de 30 días para el pago de intereses de aproximadamente 31 millones de dólares, correspondientes al cupón de 8.875% del bono con vencimiento en 2024, arrojó ya sus primeros efectos: Las acciones de la empresa presidida por Bernardo Quintana Isaac registraron su peor caída en 23 años de cotización en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), al retroceder 30% y venderse en 2.75 pesos. Sin embargo, al finalizar la jornada los títulos de la compañía se recuperaron y se colocaron en 3.22 pesos, una baja de 22.59% respecto del pasado lunes. Pero más grave aún es que la agencia Standard & Poor’s (S&P) disminuyó la calificación de la constructora a “CC” desde “CCC+”, o sea que se encuentra en el quinto nivel más bajo (considerado ‘basura’) por encima de la cesación de pagos. De hecho, la calificadora señaló que existe una muy alta probabilidad de que ICA no realice el pago durante el periodo de los 30 días, debido a la debilidad de su posición de liquidez y de rendimiento financiero. No es todo, Moody’s Investors Service también bajó la calificación de ICA a “Caa3” desde “B3”’, orillando a la constructora a colocarse dos escalones por encima de la última nota en la clasificación de la agencia, que considera “especulativa, con mala reputación y sujeta a un riesgo crediticio muy alto”. Así pues, el panorama se ve sombrío para la constructora decana del país, entre cuyas obras destacan la Línea 12 del metro de la Ciudad de México, la presa hidroeléctrica La Yesca, la autopista México-Tuxpan y la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Contra la pared Fuentes de la empresa consultadas por Apro aseguraron que una de las principales razones de la falta de liquidez es el adeudo que tienen los gobiernos estatales con ICA y que asciende a 20 mil millones de pesos. Pero no sólo eso. De acuerdo con el último reporte financiero correspondiente al Tercer Trimestre de 2015, los ingresos totales de la empresa se vieron mermados en 3% anual (de enero a septiembre) ante la desaceleración en el sector de la construcción y la cancelación de proyectos como el Acueducto Monterrey VI, que proyectaba una inversión por 14 mil 162 millones de pesos. Aunado a lo anterior, el tipo de cambió terminó por disparar la deuda de ICA, que alcanzó los 51 mil 147 millones de pesos al 30 de septiembre de 2015, y al mismo tiempo representó un aumento de cuatro mil 394 millones de pesos respecto al 31 de diciembre de 2014. “El incremento se debió principalmente al impacto de la fluctuación cambiaria de 4 mil 591 millones de pesos. Estos aumentos se vieron parcialmente compensados por pagos de deuda con recursos provenientes del reciclaje de capital y amortizaciones programadas”, precisó ICA en su reporte presentado ante la BMV. De hecho, en su último reporte trimestral la constructora advirtió que su prioridad “es la generación de flujo de operación, la reducción del apalancamiento y mantener la liquidez”. Precisó que las transacciones de reciclaje de capital (o venta de activos) generaron recursos en el periodo julio-septiembre por un total de mil 915 millones de pesos provenientes de la comercialización de activos inmobiliarios, así como la venta de 2.9% de su participación en Grupo Aeroportuario Centro-Norte (OMA). Dichos recursos son adicionales a los 3 mil 120 millones de pesos generados en la primera mitad del año, que dieron una suma de 5 mil 035 millones de pesos, los cuales se utilizaron principalmente para el pago de deuda de corto plazo en dólares. Estrategia fallida y desesperada ICA adelantó que durante el último trimestre del año espera generar otros 2 mil millones de pesos adicionales a través de transacciones de reciclaje de capital “consideradas dentro de la estrategia del negocio”. Pero además la empresa redujo su participación en la firma peruana San Martín Contratistas Generales, de 51% a poco más de 30%, ante la situación financiera que atraviesa. ICA, fundada por Bernardo Quintana Arrioja, se vio obligada a contratar los servicios del banco de inversión y asesoría financiera Rothschild México para evaluar su situación operativa y determinar la estrategia a seguir. Dicha estrategia ya arrojó sus primeras consecuencias: Moody’s consideró que el periodo de gracia recién anunciado no es un incumplimiento, sin embargo “refleja la liquidez precaria de la empresa y es un precursor probable de un proceso de refinanciación más formal o intercambio angustiado”. En cuanto a la perspectiva negativa que la calificadora otorgó, “refleja la incertidumbre sobre cómo la compañía entra en una nueva fase de negociación con sus acreedores, el riesgo de pago próximo de intereses y vencimientos de deuda, así como la posibilidad de pagos de cupones más allá del periodo de gracia”. Sin embargo, la agencia con sede en Nueva York señaló que pese a los problemas, la compañía todavía tiene una cartera importante de activos que podrían ser monetizados, aumentando la expectativa de recuperación para los tenedores de bonos. Fuentes cercanas a la constructora descartaron un eventual concurso mercantil de ICA, que actualmente participa en 17 proyectos de concesiones, de los cuales diez son carreteros, cuatro de agua, dos de infraestructura social y un proyecto de energía. De esos, 11 se encuentran en operación y seis en construcción. Y, mientras tanto, los altos directivos de ICA mantienen pláticas con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que a su vez negó un eventual rescate de la compañía por razones legales. Hacia adelante, el campo de acción para las empresas constructoras en general es acotado por los siguientes factores: Una reducción en proyectos, provocada por el recorte en el presupuesto en inversión durante 2016 que realizó el gobierno federal; la caída de los ingresos y producción petrolera (donde tiene participación ICA Fluor), y la depreciación del peso frente al dólar, que seguirá afectando el pago de intereses en la emisión de bonos, como el que debe cubrir ICA.  

Comentarios