Urge Peña a reducir alta informalidad en Chiapas, Guerrero y Oaxaca

martes, 24 de marzo de 2015
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto elogió los “beneficios” de la reforma laboral aprobada hace dos años, al asegurar que la cifra de empleos informales se ha reducido a escala nacional, aunque en Chiapas, Guerrero y Oaxaca, admitió, el número sigue siendo alto. Con el objetivo de hacerle frente a esa situación y como parte de la Estrategia para el Desarrollo del Sur de México, el Ejecutivo anunció un programa de becas para que los jóvenes de esas tres entidades se preparen y tengan un empleo que les dé mayores ingresos. De acuerdo con Peña, a escala nacional la tasa de informalidad laboral disminuyó tres puntos porcentuales al pasar de 60% a 57.5%, pero en Chiapas y Guerrero esa tasa se ubica en 78.6%, mientras que en Oaxaca asciende a 79.6%, es decir, el mayor número de personas que laboran en esos estados lo hacen en la informalidad. No obstante, sostuvo que a poco más de dos años de la promulgación de la reforma y la ley en materia laboral “ya hay importantes beneficios para los trabajadores del país”. Gracias a la reforma, agregó, México dejó de tener la segunda legislación laboral más rígida que hay entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y se convirtió en una de las 15 naciones de este organismo “que tiene una de las legislaciones más avanzadas y de mayor flexibilidad”. La reforma, apuntó, ha permitido generar condiciones de mayor bienestar y calidad de vida para la gente. “Ha permitido mejorar nuestro mercado laboral, es decir, ha permitido y ha favorecido especialmente a mujeres y jóvenes para que puedan acceder al mercado laboral, a veces sin haber tenido una amplia experiencia en aquello que está demandando el mercado", precisó. Asimismo, indicó que en 2014 los contratos de 600 mil trabajadores incluyeron bonos de productividad. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la productividad laboral creció 1.4% y se han cuadriplicado los centros de trabajo afiliados al Infonacot, lo que ha permitido ampliar a 23 millones de pesos los créditos para el consumo de los trabajadores. Peña Nieto destacó como otro dato importante que la tasa de informalidad laboral se ha reducido prácticamente en tres puntos porcentuales desde el inicio de esta administración, alcanzando su nivel más bajo en la última década. “Hoy son más los trabajadores que están en la formalidad, es decir que tienen acceso a mejores prestaciones, a servicios de salud y a la seguridad social. Tienen derecho a una pensión para cuando se retiren”. Los que están en la informalidad no tienen estos beneficios, por eso la importancia de que más mexicanos se incorporen a la formalidad y tengan acceso a estos derechos que hoy les garantiza la ley, y en esta ruta “seguimos trabajando”, dijo. Según sus cifras, en 2014 se generaron más de 700 mil puestos de trabajos inscritos al Seguro Social, y en lo que va de su gobierno se han afiliado un millón 138 mil trabajadores que ahora están en la formalidad. Para Peña Nieto las cifras a escala nacional evolucionan en la dirección correcta, pero en el sur del país las cosas no van tan bien. Explicó que los jóvenes chiapanecos, guerrerenses y oaxaqueños recibirán una beca para capacitarse dentro de una empresa, lo que significa que tendrán oportunidad de recibir un ingreso mientras se preparan y se capacitan para obtener un mejor empleo y sobre todo mejor remunerado. En su intervención, el gobernador Manuel Velasco Coello elogió a Peña por darle a Guerrero, Oaxaca y Chiapas el trato preferencial que históricamente han demandado. Esas tres entidades, agregó, representan casi la tercera parte de los municipios de México, donde habitan cerca de 12 millones de personas. Son entidades que a lo largo de la historia han aportado a la construcción y al desarrollo de nuestro país, apuntó.