Prevé Banxico recuperación económica en el segundo semestre

jueves, 18 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Banco de México (Banxico) admitió este jueves que, lejos de acelerar su crecimiento, la actividad económica del país se moderó en el primer trimestre del año. En su Minuta número 36, la  Junta de Gobierno del Banxico –integrada por el gobernador del banco central, Agustín Carstens;  los subgobernadores Roberto Del Cueto Legaspi, Javier Eduardo Guzmán Calafell, Manuel Sánchez y Manuel Ramos Francia, y el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela– destacó que en los primeros seis meses de 2015 la actividad económica de México se aplacó y también se registró una pérdida de dinamismo del sector de la construcción. “El debilitamiento en la producción petrolera y el menor ritmo de expansión del sector manufacturero, como respuesta a la debilidad de la actividad en Estados Unidos, dieron lugar a que la producción industrial se contrajera ligeramente en los primeros tres meses del año”, agregó. En relación al gasto interno, la mayoría de los integrantes de la Junta resaltaron que algunos indicadores del consumo parecerían registrar una recuperación, apoyados en parte por la dinámica del mercado laboral, que junto con una evolución favorable de la inflación se reflejaron en un aumento de la masa salarial. Los funcionarios de Banxico también se refirieron a la baja en las previsiones de crecimiento para la economía de México, sin embargo, algunos de ellos mencionaron que podría esperarse un fortalecimiento gradual en la actividad a lo largo del año. Por otra parte, el banco central mencionó que conforme se incrementen los niveles de confianza y el empleo, la recuperación de la inversión y el consumo privados también debería hacerse patente. Pero la mala noticia es que la economía mexicana está plagada de riesgos. Un miembro de la Junta de Gobierno admitió que le preocupaba el posible impacto negativo por el anuncio que en un momento dado se hizo de la suspensión indefinida de una de las piezas fundamentales de la reforma educativa. Y la mayoría coincidió en la posibilidad de un nuevo descenso de la plataforma de producción de petróleo, así como un mayor deterioro de la confianza del productor. También señalaron que el escalamiento de problemas sociales o una instrumentación de las reformas estructurales que no satisfaga las expectativas podrían afectar la confianza tanto de empresas como de hogares. Como factores adicionales de riesgo, uno de ellos destacó que la creciente recuperación del consumo privado puede debilitarse en ausencia de una mejora más clara de sus determinantes, y que la economía mexicana puede enfrentar un entorno externo más complicado de lo previsto en caso de una recuperación débil de la economía de Estados Unidos o de un periodo prolongado de incertidumbre, como resultado de la normalización de la política monetaria de ese país.

Comentarios