Sector industrial no vive su mejor momento: Concamin

martes, 2 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El sector industrial del país no vive su mejor momento: inseguridad, incremento de impuestos, un mercado interno estancado y, por si fuera poco, empresas a punto de la quiebra por adeudos por parte de entidades federativas. Así lo dejó ver el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega, quien en rueda de prensa advirtió que la economía mexicana no despegará mientras no se impulse el motor interno. “Mientras no se facilite una reactivación real del mercado interno, seguirán los ajustes a la baja del crecimiento económico del país para el cierre del año… El país sólo tiene posibilidades de crecer hasta un 3.4% en este año”, dijo. La clave, según el empresario, es que el gobierno de Enrique Peña Nieto reactive la economía a través del gasto en las compras de gobierno y haga la revisión de algunos impuestos para su eliminación, ya que la situación financiera internacional ante la volatilidad y el desplome de los precios internacionales del petróleo complican la situación. Herrera Vega dijo que es necesario revisar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los productos con alto valor calórico, ya que desde la perspectiva industrial “ha sido meramente recaudatorio y que no ha contribuido en nada para que se reduzcan los altos niveles de obesidad que existen el país”. El líder de los industriales también puso el dedo en la llaga de la inseguridad y la corrupción que no permite el desarrollo de los negocios y provoca el cierre de empresas en el país. Ante esta situación, el titular de la Concamin propuso “una estrategia para el fortalecimiento y vigencia plena del estado de derecho, considerando que dos de los cinco factores más problemáticos para hacer negocios en el país son la corrupción, así como el crimen y el robo”. Estados quiebran empresas Por si fuera poco, 12 mil empresas proveedoras viven en situación crítica ante la falta de pago por parte de las entidades federativas que adeudan más de 100 mil millones de pesos. Como muestra, estados como Sonora, Coahuila, Nuevo León, Michoacán, Veracruz y Tamaulipas tienen al borde de la bancarrota a 5.0% de las empresas y negocios del país. El presidente de la Concamin, Manuel Herrera Vega, precisó que desde el tercer trimestre del año, la situación se ha agudizado, provocando que las empresas proveedoras del gobierno enfrenten problemas graves de liquidez, incluso retraso en el pago de impuestos, sobre todo las pequeñas y medianas empresas. “Los gobiernos estatales han dejado de abonar desde hace nueve meses, por lo que pido que se asegure el ejercicio del Presupuesto de Egresos en tiempo y forma, concentrando alrededor de 70% de las compras gubernamentales en la primera mitad del año”, alertó en las instalaciones del organismo empresarial.

Comentarios