Cierra el peso la semana con una depreciación de 2.53%

viernes, 25 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El peso no logró contener su caída ante el dólar y cerró la semana con una depreciación de 2.53%, respecto al cierre del pasado viernes. Si bien, durante las primeras semanas de septiembre el tipo de cambio se había estabilizado, en la semana que está por terminar nuestra moneda continuó desplomándose, ante la decisión de los inversionistas quienes buscaron refugio en el billete verde por el temor de un menor crecimiento económico mundial. Los causas de dicho temor son la desaceleración de la economía china, la caída de los precios del petróleo y la incertidumbre financiera en la zona del euro, además de la inminente alza de tasas por parte de la Reserva Federal (Fed) en Estados Unidos. Según los especialistas, estos factores provocan el fortalecimiento del dólar ante otras monedas de países emergentes como México, de hecho, el peso está expuesto de manera directa a la decisión de la Fed, que podría incrementar sus variables monetarias ante el dato positivo del Producto Interno Bruto dado a conocer hoy en la Unión Americana. El mayor crecimiento del PIB estadounidense provocó que el dólar se cotizara este día en 17.28 pesos a la venta en ventanillas bancarias; mientras que al mayoreo, cada billete verde se vendió en 17 unidades, 0.40% más caro que el cierre del pasado jueves. En este contexto, el Banco de México (Banxico) continúa observando el comportamiento del tipo de cambio e inyectando diariamente 200 millones de dólares al mercado cambiario, para garantizar la liquidez. Mientras que en caso de que el peso se deprecie más del 1.% de un día a otro, incrementará la subasta por otros 200 millones. Sin embargo, para especialistas como José Luis de la Cruz, se requiere fortalecer el mercado interno y la industria mexicana, elementos que se encuentran deprimidos, ante el lento crecimiento económico. De acuerdo al economista, los factores sociales y políticos del país, también inciden en el ánimo de los inversionistas, volviendo al peso una moneda menos atractiva o muy volátil.

Comentarios