Se desplomó el peso 3.3% en la primera semana del año; cierra en $18.20 por dólar

viernes, 8 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).- En la primera semana del año el peso se desplomó 3.3% frente al dólar, golpeado por el colapso en el mercado financiero en China, la devaluación del yuan y por la caída de los precios internacionales del petróleo. El tipo de cambio cerró la semana en niveles récord, al ubicarse en los 18.20 pesos por cada billete verde en ventanillas bancarias, mientras que al mayoreo o a nivel interbancario el dólar se cotizó en 17.90 unidades… apenas el lunes se ofertaba en 17.33 pesos. En otras palabras, en sólo cinco días el dólar se apreció 57 centavos. “Semana negra” Fue una semana negra para los mercados financieros: La bolsa de China, el Shangai Comp, se vio obligada a suspender sus actividades por la profundidad de su caída durante dos días, mientras que el yuan fue devaluado por el banco central de ese país, con el fin de darle competitividad a su comercio exterior, ya que su motor externo, que es la manufactura, se desaceleró. Por otra parte, las relaciones diplomáticas entre Irán y Arabia Saudita se tensaron, lo que dificultó las negociaciones de las naciones integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para reducir el suministro de este combustible, que se encuentra sobreofertado a escala mundial. De hecho, los precios de la mezcla mexicana, el West Texas Intermediate estadunidense y el Brent de referencia en Europa tocaron mínimos que no se veían desde 2004. En el caso del petróleo mexicano cada barril ronda los 24 dólares. Estos hechos, además de que el Banco Mundial (BM) proyectó un lento crecimiento global por una menor expansión de la economía china y de otras economías emergentes, calaron en el ánimo de los inversionistas, quienes buscaron refugio en el dólar, depreciando otras monedas como el peso mexicano y el peso argentino, que se desplomó más de 6% en la semana; el dólar australiano y el rand sudafricano cayeron 3.5%, entre otros. Bolsas “en picada” El nerviosismo se trasladó a las principales bolsas del mundo. De entrada, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no tuvo un solo día de ganancias en la primera semana del 2016, y hoy cerró la jornada con un retroceso de 0.97%. En Wall Street, el Dow Jones disminuyó 1.02%; el Standard & Poor’s bajó 1.08%, mientras el índice tecnológico Nasdaq tuvo una variación negativa de 0.98% este día. En Europa, el principal índice de la Zona Euro, el Euro Stoxx 50, cayó 1.59%; el CAC 40 francés retrocedió 1.59%; el DAX alemán, 1.31%; el FTSE 100 de Reino Unido, 0.70%; la bolsa de Milán disminuyó 1.58%, mientras el IBEX 35 español concluyó la jornada con un desplome de 1.66%. “Es una sobrerreacción”: Carstens En este contexto, el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, calificó como “una sobrerreacción” al caos ocurrido en los mercados cambiario y financiero. “Ha habido una sobrerreacción en el tipo de cambio. El Banco de México ha tenido que mandar señales de que sí nos preocupa el tipo de cambio”, señaló en el seminario de “Perspectivas económicas” celebrado en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). El gobierno de México ya mostró preocupación por la turbulencia financiera, mientras el Banxico inyectó al mercado cambiario mil 200 millones de dólares para garantizar su liquidez. Dichos recursos son tomados de las reservas internacionales que el año pasado tuvieron una merma de 8.5%.

Comentarios