El dólar no da tregua al peso y cierra semana con nuevo récord de $21.05

viernes, 11 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MEXICO (apro).- El peso no encuentra tregua frente al dólar y este viernes cerró en un nuevo máximo histórico, a sólo tres días de que el republicano Donald Trump resultara electo presidente de Estados Unidos. Este día, el dólar se vendió en 21.05 pesos a la venta en sucursales bancarias, mientras que al mayoreo o a nivel interbancario cada billete verde se ofertó en 20.94 unidades, 2.03% más caro que el jueves, cuando se cotizó en 20.53 pesos, de acuerdo con el Banco de México (Banxico). La semana que termina es la peor que ha tenido el peso desde octubre de 2008 (con un retroceso de 9.08%), cuando iniciaba la crisis financiera de Estados Unidos y que contagiaría a todo el mundo, de acuerdo con el análisis financiero-económico del Banco Base. La historia fue la siguiente: El pasado martes 8, cuando se llevó a cabo la elección estadunidense, el tipo de cambio alcanzó un mínimo de 18.1634 pesos por dólar, ya que los mercados apostaron por la victoria de la demócrata Hillary Clinton. Sin embargo, en cuestión de horas la historia dio una vuelta de tuerca impensada en el mundo financiero, luego de que el candidato republicano ampliara el número de votos electorales hasta ser inalcanzable. Al tiempo, el tipo de cambio alcanzaría un nuevo máximo histórico de 20.78. “Desde esa noche, el mercado cambiario ha mostrado una alta volatilidad, alcanzando un máximo histórico el día de hoy, a pesar de que Trump ya como presidente electo no ha vuelto a referirse al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)”, acotó el Banco Base. El miércoles 9 a primera hora, las principales autoridades financieras del país, es decir, el titular de la Secretaría de Hacienda, José Antonio Meade, así como el gobernador del Banxico, Agustín Carstens, mandaron un mensaje “de calma” y aseguraron que la economía mexicana tiene las “tablas” suficientes para enfrentar este momento de incertidumbre. Sin embargo, las autoridades no presentaron un plan de contingencia y sus palabras fueron insuficientes para frenar la debacle. Por la tarde, la calificadora Fitch Ratings señaló que “el triunfo de Donald Trump en la elección presidencial de Estados Unidos aumenta la incertidumbre económica para México y puede añadir riesgos a la baja para el crecimiento económico”. De hecho, la calificadora con sede en Londres advirtió que el deterioro de los vínculos económicos, comerciales y financieros con la Unión Americana presionaría el perfil crediticio soberano de México, que actualmente se ubica en “BBB” con perspectiva “Estable”. Hasta el día de hoy Meade insistió en que las reacciones de los mercados son “a nivel global”, por lo que actuar localmente no tendría ningún impacto. Lo cierto es que la incertidumbre continúa. El Banco Base adelantó que la incertidumbre en torno a las acciones que llevará a cabo el nuevo presidente electo de Estados Unidos durante su mandato, puede provocar llevar al tipo de cambio a niveles cercanos a 22 pesos por dólar en el corto plazo. Sin embargo, en la medida que pasan los días se espera que la volatilidad se modere, sobre todo si Turmp no se pronuncia en contra del comercio. “Sin embargo, en el resto del mundo existe optimismo debido a que Trump anunció que gastaría 500 mil millones de dólares en infraestructura, lo cual puede acelerar el crecimiento económico de Estados Unidos. El mayor gasto anunciado par Donald Trump en el corto plazo beneficia a su economía, pero puede generar presiones inflacionarias en el largo plazo, razón por la cual la probabilidad de que la Fed suba su tasa en diciembre sigue incrementando”, acotó. En otras palabras, el análisis del Banco Base aseguró que se espera que el mercado se mantenga a la expectativa de cualquier comentario de Trump (respecto de la política económica que seguirá) y de los oficiales de la Fed (sobre al proceso de normalización de tasas). Mercados a la baja El “efecto Trump” también hizo eco en otras divisas que mostraron una mayor depreciación después del peso mexicano, como el rand sudafricano que registró una depreciación de 5.41%, seguida por el real brasileño, la cual cayó 4.94%; en contraste, la libra fue la única divisa en ganar al subir 0.65%. Mientras, los mercados de capitales también resintieron el triunfo del republicano. La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró avance en dos sesiones por tres de retroceso, concluyendo la semana con una pérdida de 246.13 puntos (-0.54%), para ubicarse en 44 mil 978.25 unidades. El balance semanal es negativo en 1,716.56 puntos, es decir -3.68%. En Estados Unidos, el Dow Jones cerró la sesión con una ganancia de 0.21%, al igual que el índice tecnológico Nasdaq, que tuvo un alza de 0.54%; en tanto el Standard & Poor’s disminuyó 0.14%.

Comentarios