Banxico ve "incremento transitorio" de la inflación en 2017 con cierre en 3%

jueves, 29 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), aseguró que la inflación durante el 2017 “tendrá un incremento transitorio”, pero al final del año, volverá a la meta propuesta del banco central que es del 3% (+/- un punto porcentual). Al dar a conocer la Minuta número 48 con motivo de la reunión sobre la decisión de política monetaria anunciada el 15 de diciembre de 2016 a la que asistieron Agustín Carstens, gobernador del Banxico y presidente de la sesión; el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade, así como los cuatro subgobernadores del instituto central, se informó: “La mayoría –de los miembros- anticipa que para los próximos meses la inflación presente un incremento transitorio, derivado fundamentalmente de choques en precios relativos, para luego retomar la convergencia a su meta”. En particular, la Junta de Gobierno estimó que la inflación general y la subyacente se ubicarán ligeramente por arriba de 3.0%  hacia el cierre de este año, mientras que para 2017 tanto la inflación general, como la subyacente, registrarán incrementos adicionales. No obstante, un miembro consideró que estas podrían ubicarse por encima del límite superior del intervalo de variabilidad en algunos de los próximos meses. Aún más, después de que esta semana la SHCP anunciara el alza de los precios de las gasolinas, así como las nuevas condiciones del mercado de combustibles, varios especialistas ya anticiparon que la inflación podría elevarse hasta el 5%. Inflación alcanzará el 4% en enero: BBVA De hecho, BBVA Bancomer Research, enfatizó que la inflación rebasará el 4% a partir de enero y será hasta el 2018 cuando regrese a su meta-objetivo. Los aumentos en los precios máximos a partir del primer día de del 2017 serán los siguientes: la gasolina Magna subirá un 14.2% para ubicarse en los 15.99 pesos por litro (ppl); la Premium costará 17.79 pesos, lo que significa un incremento del 20.1%; mientras que el diésel se disparará 16.5% para alcanzar los 17.05 pesos por litro. “Los aumentos en los precios de las gasolinas anunciados ayer intentan eliminar el subsidio que existía en dicho energético. Esto significará que los precios se eleven por encima del promedio internacional ya que la estructura de costos de producción y distribución que hoy existe en México es mayor a la que se tiene en otros países. Esta estructura de costos tenderá a eficientarse gracias a la reforma energética”, señala el análisis elaborado por Javier Amador y Carlos Serrano. Eso sí, los especialistas acotaron que lo anterior ocurrirá a medida de que Pemex vaya implementando su plan de negocios y a que entren jugadores privados al mercado. “Entre tanto, consideramos que las medidas son adecuadas ya que es preferible que los mayores precios derivados de la ineficiente estructura de costos los enfrenten los consumidores a que lo haga el fisco. Si los absorbiera el gobierno, se trataría de una política regresiva y no ecológica”, consideró BBVA Bancomer. Alza al salario, afecta inflación: Banxico Para la Junta de Gobierno del Banxico, la inflación aumentará por el efecto de los cambios en precios relativos de mercancías, los correspondientes a los servicios, derivado de la depreciación del tipo de cambio real, así como por los efectos temporales del incremento anunciado para el salario mínimo a partir de enero de 2017 y la liberalización gradual de los precios de las gasolinas. Entre los principales riesgos al alza para la inflación, está el derivado de la incertidumbre que prevalece en el entorno externo, y que la moneda nacional experimente depreciaciones adicionales. El tipo de cambio nominal ha acumulado una depreciación significativa y, a pesar de que ha tenido un reducido traspaso a los precios al consumidor, ésta ha sido de tal magnitud que es previsible que el impacto sobre estos precios sea considerable. Algunos especialistas advirtieron que la persistencia de la depreciación cambiaria y las expectativas de una mayor debilidad de la moneda en el futuro podrían incluso aumentar el citado traspaso. Por su parte, algunos también destacaron el riesgo de que el incremento en el salario mínimo pudiera tener un efecto de contaminación en los salarios contractuales y, en general, en el resto de la estructura salarial, afectando las expectativas de inflación.