Peso gana terreno al iniciar semana; dólar se vende en $20.90

lunes, 5 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El peso ganó terreno frente al dólar por segundo día consecutivo, luego de que el billete verde se ofertara en 20.90 unidades en sucursales bancarias. Mientras que al mayoreo o nivel interbancario, cada dólar se cotizó en 20.56 pesos, es decir, 0.35% más barato que el cierre del pasado viernes, de acuerdo con información del Banco de México (Banxico). El tipo de cambio no se vio afectado por la publicación del ISM de servicios de Estados Unidos, que durante noviembre se ubicó en 57.2 puntos, su nivel más alto en 13 meses, según el análisis económico-financiero del Banco Base. Asimismo, el peso tampoco resintió los comentarios de tres presidentes regionales de la Reserva Federal (Fed), entre ellos el de William Dudley, de la Fed de Nueva York, quien señaló que si la economía sigue en la trayectoria actual, él aprobaría la adopción de una postura menos acomodaticia, moviendo al alza la tasa de referencia de manera gradual. Por su parte Charles Evans, de la Fed de Chicago, destacó que la demanda en Estados Unidos es favorable y que una política fiscal expansiva podría mejorar las expectativas de crecimiento. Por último el presidente de la Fed de San Luis, consideró que un incremento de 25 puntos base llevaría a la tasa objetivo a un nivel recomendado por esa oficina regional. Agregó que la productividad se podría beneficiar de un mayor gasto público en Estados Unidos. Este mes la Fed decidirá subir o dejar intacta la tasa de interés en el vecino país del norte, por lo que el Banco de México (Banxico) estará al pendiente para actuar. La semana pasada, Agustín Carstens anunció que dejará el instituto central para ocupar la dirección del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), a partir de julio próximo. De acuerdo con la última minuta que da cuenta de la reunión de la Junta de Gobierno para decidir la política monetaria, publicada por el Banxico, el peso acumula una depreciación en el año de alrededor de 17%, y es la divisa más desvalorizada de un amplio conjunto de países emergentes. Aún más, hacia adelante la inflación se verá afectada por el tipo de cambio. Debe tomarse “en consideración la incertidumbre que prevalece en el entorno externo, y que con ello persista o se acentúe la depreciación de la moneda nacional y entonces se pueda llegar a contaminar las expectativas de inflación y generar efectos de segundo orden que afecten adversamente el proceso de formación de precios”, señaló el banco central. También auguró que se presenten aumentos de precios de bienes agropecuarios y de las gasolinas, si bien su impacto sobre la inflación tendería a ser transitorio.

Comentarios