Aumenta 0.78% la inflación en noviembre: Inegi

jueves, 8 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Durante noviembre pasado la inflación se elevó 0.78% para colocarse en una tasa anual de 3.31%, lo que significa su quinto mes consecutivo al alza, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Al interior del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), la inflación subyacente –integrada por mercancías y servicios, excepto productos agropecuarios y energéticos– tuvo un aumento de 0.22%, resultando una variación anual del 3.29%. Por su parte, la inflación no subyacente se elevó 2.54% en el onceavo mes del año, dando como resultados una tasa de 3.34%. Dicho índice está compuesto por los precios de las mercancías agropecuarias, así como el costo de los energéticos, los cuales tienen la característica de ser volátiles. De hecho, el precio que más incrementó en noviembre fue el de la electricidad en 25.61%, luego de finalizar el programa de tarifas eléctricas de temporada cálida en las siguientes ciudades: Mexicali, Juárez, Culiacán, Chihuahua, Hermosillo, Matamoros, Colima, La Paz, Huatabampo y Jiménez. Además subió el precio del transporte aéreo en 9.58%; el jitomate se elevó 8.39%; los servicios turísticos en paquete, 4.48%; en menor medida incrementaron los costos de la vivienda propia, de restaurantes y similares, la gasolina de bajo octanaje, así como de las loncherías, fondas, torterías y taquerías. En contraste, disminuyeron los precios del pepino en 25.24%, la naranja en 12.60%, además de los pañales, la cebolla, el limón, pantalones para hombre y el aguacate. De esta forma, la inflación llegó a su quinto mes consecutivo con incrementos que comenzaron en julio, después del llamado Brexit en Reino Unido, el cual disparó el tipo de cambio. Desde ese mes, el dólar ha venido apreciándose frente al peso, además de que en noviembre el factor “Donald Trump” también pegó al mercado cambiario, de tal manera que el dólar se cotiza actualmente en niveles superiores a los 20 pesos, afectando algunos precios. De hecho, según el Banco de México (Banxico), el aumento gradual que ha tenido la inflación subyacente se explica, principalmente, por el ajuste en los precios relativos de las mercancías respecto de los servicios, como resultado de la depreciación de la moneda nacional. Hacia adelante las cosas no parecen tan prometedoras: la Junta de Gobierno del Banxico señaló en su última Minuta referente a la decisión de política monetaria que el principal riesgo para la inflación viene del exterior. “Tomando en consideración la incertidumbre que prevalece en el entorno externo, persista o se acentúe la depreciación de la moneda nacional y que ello pueda llegar a contaminar las expectativas de inflación y generar efectos de segundo orden que afecten adversamente el proceso de formación de precios. También que se presenten aumentos de precios de bienes agropecuarios y de las gasolinas, si bien su impacto sobre la inflación tendería a ser transitorio”, señaló el banco central.