Tarde y a la baja en publicidad y audiencias, Televisa pretende competir en el mercado de streaming

viernes, 4 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con más de un lustro de retraso, una baja de 10% en publicidad y una reducción de más de 15% en las audiencias en sólo dos años, Grupo Televisa pretende, este 2016, concentrar sus esfuerzos en generar contenido para televisión vía streaming –también conocida como Video on Demand (VOD)– a través de su nueva empresa Blim, y también en televisión restringida vía Izzi y Sky. Al mismo tiempo, planea acortar a menos de 20 capítulos sus telenovelas que durante años fueron “el brazo fuerte” de los canales de televisión abierta. En distintas conferencias de prensa ofrecidas en estos días, tanto Emilio Azcárraga Jean, presidente de Grupo Televisa, como José Bastón, responsable de los contenidos, afirmaron que Blim será “una nueva forma de distribuir contenidos, en una plataforma bajo demanda, pero por suscripción mensual”. Blim llega tarde a un mercado ampliamente dominado por Netflix, el gigante de este sector que ha registrado un crecimiento de 157% anual y cuyos contenidos no se concentran en un solo mercado ni en un solo idioma, sino que pretenden abarcar audiencias globales con producciones propias y con contenidos que han ido acaparando. Netflix tiene 39% del mercado global de servicios de streaming. En México tiene aún un mercado potencial de 15 millones de usuarios de banda ancha, de los cuales sólo 16% (menos de 2 millones) están suscritos a este servicio. Mientras Netflix anuncia el estreno de la cuarta temporada de House of Cards, uno de sus grandes éxitos, Emilio Azcárraga Jean presume la producción de El Hotel de los Secretos, cuyo éxito aún dependerá del público que pueda captar. Televisa anunció que en el último trimestre de 2016 retirará todo su contenido de Netflix, como parte de una estrategia para posicionar a Blim, según Carlos Sandoval, director general de esta compañía, en entrevista con la revista Forbes. Por su parte, Azcárraga Jean también afirmó –en conferencia de prensa en el Centro Mexicano de Negocios– que su otro producto Izzi, que sustituyó a Cablevisión, ha logrado “con tarifas bajas no sólo generar suscripciones para la empresa, sino que bajaran los precios de conectividad a internet en todo México”. Sin embargo, Izzi está muy lejos de ser el proveedor más importante de servicios de internet en banda ancha, un mercado ampliamente dominado en más de 60% por Infinitum de Telmex. Sobre el futuro de Sky, la empresa más importante de telecomunicaciones de Televisa, Azcárraga Jean afirmó que no afectará que ahora Directv (poseedor de 42% de las acciones) haya pasado a formar parte de AT&T, el nuevo competidor norteamericano en el mercado mexicano de triple play. “Nosotros podemos seguir en el negocio y seguir creciendo. Nuestra participación (en Sky) no cambia”, afirmó Azcárraga Jean. Respecto del problema más agudo para Televisa, que es la disminución de 9.6% de sus ingresos publicitarios en 2015, Azcárraga Jean no mencionó nada. Los recortes de personal y de áreas enteras que se prevén este año para Televisa tampoco fueron aclarados por el presidente de la compañía. Sólo negó que estuviera en una situación similar tan crítica como en 1997, cuando cortaron entre 25 y 30% de su planta laboral. Para Azcárraga Jean la paridad cambiaria del peso contra el dólar no afectará a la empresa porque “hay divisiones que tienen gasto en dólares y otros con gasto en pesos, pero apostamos al contenido propio”.

Comentarios