Recorta el FMI previsión de crecimiento económico para México

martes, 12 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo la perspectiva de crecimiento económico para México para este año a 2.4% desde el 2.6% correspondiente a enero pasado, ante los elevados riesgos financieros externos. Dicha baja en la previsión del organismo dirigido por Christine Lagarde ya es menor al rango propuesto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que se ubica entre 2.6 y 3.6%. Pero no sólo para este año el FMI disminuyó su pronóstico de crecimiento, también lo bajó para el 2017, donde se espera una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.6%, mientras que en su reporte pasado previó un avance de 2.9%. De acuerdo con el organismo internacional, un riesgo importante es el retorno de la turbulencia financiera, que perjudicaría la confianza y la demanda, en un círculo vicioso que se autoconfirmaría. Terrorismo, nuevo riesgo Aún más, el miedo al terrorismo se suma a la lista de los riesgos para la economía mundial. “A esto se suman varias presiones que tienen su origen en sucesos políticos, geopolíticos o naturales. Tanto en Estados Unidos como en Europa el debate político está adquiriendo un carácter cada vez más interno. Otro factor que incide es el miedo al terrorismo, que podría llevar a un giro hacia políticas más nacionalistas, incluidas las de índole proteccionista”, precisó el FMI. Otra amenaza es que el persistente y lento crecimiento deja huellas que reducen el producto potencial, así como el consumo y la inversión. Según el FMI, las revisiones a la baja que han sufrido las perspectivas económicas en forma consecutiva entrañan el riesgo de que el ritmo de crecimiento de la economía mundial se estanque, y la economía mundial caiga en un estancamiento secular generalizado. Reducción del PIB mundial Y es que el organismo internacional prevé un crecimiento de la economía mundial ubicado en 3.2% para este año, cifra menor al 3.4% proyectado en enero pasado; mientras que en el 2017 se elevaría apenas 3.5%. En el caso de las economías avanzadas, éstas apenas crecerían 1.9% en el 2016 y 2% en el año siguiente. Para las economías emergentes, donde se encuentra México, el FMI planteó un alza de 4.1% para este año y 4.6% para el siguiente. Sólo las economías emergentes y en desarrollo de Asia tendrán una expansión superior de 6%. Es decir, China continuará representando el motor de la economía mundial. El país asiático es uno de los diez principales socios comerciales de más de 100 economías, las cuales representan aproximadamente 80% del PIB mundial. Su destacado papel en las cadenas de suministro mundiales y regionales –importación de bienes intermedios y de capital y exportación de bienes procesados– hacen que China pueda actuar también de cauce para los shocks que se originan en otros países. Asimismo, en la última década, la función de China como fuente de demanda final se ha incrementado notablemente. Las importaciones chinas de bienes de capital y de consumo finales procedentes de Europa y Estados Unidos son importantes. La demanda interna Con todo y eso, el Fondo Monetario Internacional señaló que México continuaría creciendo a un ritmo moderado (2.4 en 2016 y 2.6% en 2017) gracias a la vigorosa demanda interna privada, y a los efectos de contagio generados por una robusta economía estadunidense. En dicho país se proyecta que el crecimiento continuará a un ritmo moderado, gracias al fortalecimiento de los balances, la desaparición del lastre fiscal en 2016 y la mejora del mercado de la vivienda. Además se espera que estas fuerzas contrarrestarán el perjuicio que le causan a la exportación neta el fortalecimiento del dólar y la desaceleración del crecimiento de los socios comerciales, los nuevos recortes a la inversión en energía, el debilitamiento de la manufactura y la desmejora de las condiciones financieras internas en algunos sectores de la economía (por ejemplo, petróleo y gas e industrias afines). En consecuencia, se proyecta que el crecimiento se nivelará en 2.4% en 2016 y experimentará una pequeña alza en 2017. Sin embargo, las perspectivas de crecimiento a más largo plazo son menos prometedoras: se estima que el crecimiento potencial será apenas aproximadamente 2%, frenado por el envejecimiento de la población y el escaso crecimiento de la productividad total de los factores.

Comentarios