Peso frena caída, pero el dólar sigue arriba de los 19 pesos; cierra en $19.15

miércoles, 15 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Después de que la Reserva Federal (Fed) estadounidense decidiera dejar intacta su tasa de interés y ante la preocupación persistente por parte de los inversionistas respecto a la eminente salida de Reino Unido de la Zona Euro, el dólar cerró la jornada en 19.15 pesos a la vente en sucursales bancarias. A nivel interbancario, el billete verde se ubicó en los 18.80 unidades, es decir, 0.83% menos que el pasado martes cuando se cotizó en 18.96 pesos, según el Banco de México (Banxico). De acuerdo con Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero del Banco Base, desde la sesión del 9 de junio las noticias y expectativas acerca del referéndum de Reino Unido y la posibilidad de un Brexit han comenzado a dominar los movimientos y la dirección del mercado cambiario. De hecho, apuntó que el tema del Brexit se ha convertido en el principal catalizador de la aversión al riesgo, lo cual para el peso es sinónimo de una depreciación frente al dólar. Aún más, actualmente existen varias situaciones que de manera simultánea representan un riesgo de debilitamiento para el peso. A largo plazo lo más relevante es el proceso de normalización de la política monetaria estadounidense, ya que esto tendría efectos sobre los flujos de capitales de economías emergentes hacia economías avanzadas, en particular Estados Unidos. Por otra parte, el proceso de desaceleración económica de China y las señales de debilitamiento económico global también representan un riesgo para el peso en el largo plazo. En otras palabras, estos acontecimientos seguirán afectando a la divisa más allá del 2016. A los acontecimientos señalados se suman eventos en el corto plazo que se han convertido en riesgos latentes para el peso, según Banco Base. “El primero de estos es el referéndum de Reino Unido programado para el 23 de junio. A pesar de que existe una probabilidad menor a 40% de que Reino Unido decida salir de la Unión Europea, por ahora los riesgos de un ajuste de los flujos de inversión, en caso de que se confirme el Brexit, ha ocasionado que los mercados nuevamente incrementen sus posturas en contra del peso. El segundo riesgo es el proceso electoral de Estados Unidos, en el cual Donald Trump gana terreno”. Más allá de los flujos de inversión en el corto plazo, Siller señaló que un Brexit implicaría la necesidad de una reorganización completa de los tratados comerciales de Reino Unido con el resto del mundo. “El Brexit también debilitaría la estabilidad de la Unión Europea, en donde grupos políticos de otros países también han mostrado inconformidad con las reglas migratorias, considerando a la vez que se ha perdido soberanía ante Bruselas. El escepticismo hacia la Unión Europea provino de la reciente crisis de refugiados y antes de esto, de la crisis de altos déficits fiscales que desde 2010 afectó a los países miembros”, adelantó la analista. En los mercados de capitales, la Bolsa Mexicana de Valores registró una ganancia del 1.01%; en contraste con los principales índices estadounidenses que retrocedieron ante la debilidad del empleo y la producción industrial en dicho país. De esa forma, el Dow Jones disminuyó 0.20%; el Standard & Poor’s 500 cayó 0.25%; y el índice tecnológico Nasdaq retrocedió 0.18% respectivamente. Por último, el llamado Brexit pegó en los precios internacionales del petróleo, los cuales acumularon su quinto día consecutivo a la baja. En el caso del West Texas Intermediate (WTI) se ubicó en los 48.01 dólares por barril, es decir, tuvo una baja del 0.98%; por su parte, el Brent se desplomó 1.72% al ofertarse en 48.97 dólares.

Comentarios