Propone Cofece eliminar precio único de la gasolina

lunes, 11 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión de Competencia Económica (Cofece) recomendó eliminar el precio único de venta nacional cuando se agote la liberación en los precios de la gasolina en el país. Al presentar el documento “Transición hacia mercados competidos de gasolinas y diesel”, la comisionada presidenta Alejandra Palacios destacó que el gobierno deberá revisar y modificar el actual sistema de precio administrado –que se integra por un precio máximo de venta al público y una banda de precios–, con el fin de incentivar actividades de importación y comercialización de agentes económicos distintos a Petróleos Mexicanos (Pemex). Es decir, permitir de aquí al 31 de diciembre de 2017 precios regionales máximos de venta al público, para que éstos reflejen realidades logísticas nacionales, fomenten la concurrencia y habitúen a los consumidores a las diferencias de precios que son propias de un mercado abierto. A unos días de que entre en vigor el incremento a las gasolinas, la Cofece también recomendó definir con precisión las responsabilidades para el caso de robo de combustibles en ductos, y consideró necesario definir cuanto antes una política nacional de suministro. No quedó ahí, señaló que deben homologarse las normas oficiales sobre la calidad de gasolinas y diesel con los estándares internacionales aplicables en los mercados de referencia (Estados Unidos y Europa), a fin de promover la importación y fungibilidad de dichos productos. También pidió garantizar que todos los contratos de suministro, franquicia y comercialización (vigentes y futuros) entre Pemex y las estaciones de servicio sean compatibles con el régimen jurídico vigente y no impidan la movilidad hacia fuentes alternativas de abasto o modelos independientes. Asimismo, señaló que en el país existe la necesidad de eliminar restricciones locales que limitan el abasto y otorgan ventajas indebidas, por ejemplo requisitos de distancias mínimas entre estaciones de servicio o superficies mínimas –no sustentadas por razones de seguridad– para su construcción. De acuerdo con su Plan Estratégico 2014-2017, el sector energético es prioritario para la Cofece por su impacto en la economía nacional y en el bienestar de los consumidores. “Para ello, es fundamental enviar desde ahora señales correctas de precios, incentivar el desarrollo de infraestructura y garantizar el acceso abierto de la existente, promover fuentes de abasto diversas, fomentar la entrada y participación de agentes económicos en todas las actividades de la cadena productiva y evitar conductas anticompetitivas o fenómenos de concentración indebidos”, puntualizó. Lo anterior, dijo, requiere de la voluntad y la participación conjunta de diversas autoridades públicas en todos los órdenes de gobierno, incluidas, además de la Cofece, instancias federales como las secretarías de Hacienda y Crédito Público, Energía, Economía, y Comunicaciones y Transportes; la Comisión Reguladora de Energía; la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos, y Pemex. Involucra, asimismo, a los poderes legislativos a escala federal y estatal, así como a los gobiernos locales.

Comentarios