Acusa AMIA a maestros del secuestro de camiones que transportan autos nuevos

jueves, 21 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las afectaciones por las manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ya alcanzaron a la industria automotriz del país. De acuerdo con el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís Sánchez, los maestros disidentes han secuestrado decenas de "madrinas", es decir, camiones que transportan automóviles nuevos, de cinco marcas. No sólo eso, mediante una conferencia de prensa telefónica, Solís afirmó que la industria automotriz, que es el principal motor de las exportaciones manufactureras del país, ya se vio impactada por el bloqueo de vías ferroviarias en Michoacán, donde circulan trenes con autopartes que además se comercializan a otras partes del mundo a través del puerto Lázaro Cárdenas. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), durante este mes se han suscitado 20 bloqueos que están afectando el libre tránsito de 100 trenes, con mercancía de las diferentes industrias. El volumen inmovilizado equivale a 28 mil camiones-tráiler de un remolque. Entre las empresas afectadas por la demora en la entrega de mercancías se encuentran la industria alimenticia (incluidos los productores graneleros del noroeste del país), líneas navieras, armadoras automotrices, acereras, cementeras, así como Petróleos Mexicanos (Pemex). Según la AMIA, estos daños todavía no han implicado la paralización de las operaciones productivas en las plantas de las empresas, sin embargo, alertó que “que es muy importante corregir el flujo de los ferrocarriles, porque si esta situación prevalece, podría llegar a derivar en que las armadoras detengan su producción ante la imposibilidad de contar a tiempo con los componentes necesarios”. Además de este riesgo, el líder de la industria automotriz dijo que ésta se ha visto mermada en ventas en el interior del país, ya que en las últimas seis semanas descendió la comercialización de automóviles nuevos en los estados de Chiapas, Oaxaca y Michoacán, en 20%, en comparación con el mismo periodo del año pasado. “Esta situación implica una pérdida económica para las agencias de esas entidades, las cuales se enfrentan a la desconfianza de los consumidores por la situación que permea en esos lugares, además de que los contratos de ventas ya hechos han retrasado el concretarse por los automóviles perdidos en las ‘madrinas’ secuestradas, las cuales confiamos en que se devuelvan”, señaló Solís Sánchez. Por lo pronto, la CNTE advirtió este día que la toma de casetas en carreteras y vías férreas seguirá en el estado de Michoacán, debido a que la negociación entre autoridades estatales y líderes magisteriales aún no ha rendido frutos.

Comentarios