Sector acerero reporta pérdidas por 700 mdp tras bloqueos de la CNTE

martes, 26 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las pérdidas en el sector acerero derivadas de las manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) rebasan los 700 millones de pesos, aseguró la Cámara Nacional del Hierro y del Acero (Canacero). El organismo presidido por el dueño de Grupo Collado Guillermo Francisco Vogel Hinojosa, quien junto con otros empresarios, políticos y figuras públicas apareció en los llamados Papeles de Panamá, criticó el actuar del magisterio disidente. La Canacero dio cuenta de que el bloqueo de vías ferroviarias está afectando gravemente el suministro de materias primas para la industria siderúrgica, poniendo en riesgo la continuidad de los procesos productivos de varias empresas del sector. De hecho, advirtió en un comunicado que de continuar esta problemática puede verse afectada la producción de hasta 7 millones de toneladas de acero este año. También alertó que la toma ilegal de vías férreas impide el transporte de más de 20 mil toneladas al día de mineral de hierro y chatarra, materias primas básicas y fundamentales para la fabricación de acero. Al mismo tiempo, precisó, se imposibilita el abastecimiento de planchones de acero desde Lázaro Cárdenas, Michoacán, que sirve de materia prima a varias plantas de laminación en el país e impide la entrega de productos finales de acero a sus clientes. La cámara, que tiene como socios a empresas de la talla de Altos Hornos de México, DeAcero, Tenaris TAMSA, Ternium, Grupo Acerero del Norte, Autlán y Union Pacific de México, entre otras, lanzó la advertencia. “De continuar el bloqueo de vías férreas, la producción de acero en algunas plantas siderúrgicas se paralizaría a partir del próximo 4 de agosto, afectando a los sectores automotriz, línea blanca, metalmecánico y construcción, además de las implicaciones para más de 17 mil empleados y contratistas”. Adicionalmente, señaló que ciertas empresas del sector ya enfrentan problemas logísticos para sus exportaciones, así como cancelación de pedidos derivado de la falta de certeza sobre los tiempos de entrega de productos. “En resumen, la paralización del sistema ferroviario en el estado de Michoacán pone en serio riesgo la continuidad operativa de diversas empresas del sector, impactando las cadenas de suministro de industrias enteras y afectando el empleo de miles de trabajadores”, denunció. La Canacero hizo un llamado al gobierno de Enrique Peña Nieto y a los gobernadores de los estados involucrados a que realicen todas las acciones que estén a su alcance para poner fin a un problema que “afecta cada día más la competitividad de nuestro país” y que pone a esa industria “en una grave situación”. Los acereros, la mayoría establecidos en el norte del país, respaldaron la reforma educativa “para el desarrollo futuro y el mejoramiento del nivel de vida de todos los mexicanos”. También señalaron que “aun cuando respetamos la libertad de expresión”, se oponen a cualquier acto que violente los derechos de los ciudadanos en aras de demandas específicas de un grupo de interés como es la CNTE. “Por lo tanto, rechazamos los bloqueos ilegales al servicio público de transporte ferroviario de carga que han estado ocurriendo en Michoacán en fechas recientes, los cuales no sólo afectan a las empresas instaladas en dicha entidad, sino a la industria siderúrgica en general que opera en todo el país”.

Comentarios