Paquete Económico 2017 'preserva la desigualdad”: CIEP

martes, 13 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Lejos de impulsar el crecimiento económico y mayores condiciones de bienestar para los mexicanos, el Paquete Económico 2017 “preserva la desigualdad”, aseguró el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP). En rueda de prensa, el director del organismo, Héctor Juan Villarreal Páez, aseguró que el proyecto que entregó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) al Congreso de la Unión, propone una disminución de 9.2% en el presupuesto para desarrollo económico respecto a 2016, perjudicando sobre todo a sectores relacionados con el campo, comunicaciones, turismo y asuntos comerciales y laborales, con una gran reducción en inversión física. Para el CIEP, la reorganización del gasto implementada por la administración actual se ha traducido en una reducción del gasto programable por el incremento en el servicio de la deuda, el pago de participaciones y el gasto en pensiones, donde se observa un aumento de gasto de 14% para este año. “Todos estos compromisos, aunados a la debilidad de los ingresos petroleros, rebasan por mucho el incremento en ingresos tributarios. Los requerimientos financieros siguen siendo una parte considerable del techo presupuestario. La estabilidad de la deuda en el siguiente año, dependerá de que se mantengan los supuestos de la Secretaría de Hacienda”, advirtió el centro de investigación. Los números son los siguientes: El gasto neto total propuesto para 2017 asciende a 4.8 billones de pesos, lo que equivale a 23.8% del Producto Interno Bruto (PIB) y representa una disminución real de 1.7% respecto a 2016. Reforma educativa, la gran perdedora El CIEP puso el dedo en los renglones de los sectores más afectados por el recorte al gasto. Es el caso del presupuesto educativo, que tiene una reducción de 4.8% puntos porcentuales, en comparación con 2016. “La gran perdedora en este recorte es la Reforma Educativa, pues el 30.2% de la reducción total corresponde a sus programas insignia”, precisó Villarreal. No sólo eso. Las necesidades que la salud demanda en México no se ven reflejadas en el presupuesto asignado para 2017: ya que el recorte neto fue de 0.85% real. Los programas para la Secretaría de Salud se reducen en número y monto, ya que ahora cuenta con solo 27 programas; 12.6% menos presupuesto respecto del aprobado en 2016. Por otra parte, los recortes en el ramo 23 jugaron un papel fundamental en la disminución de 3.1% del total del gasto federalizado. Sin embargo, las participaciones y aportaciones federales incrementarían en 5.3% y 2.2% respecto a 2016. Deuda al alza Por el lado de la deuda, Héctor Villarreal afirmó que pese a la promesa del gobierno federal de que la deuda del país empezará a reducirse como porcentaje del PIB, los compromisos que hoy se tienen como el pago de pensiones, servicio de la deuda y las participaciones federales harán que al cierre del sexenio en 2018, la deuda represente 53% del PIB. De hecho, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia del endeudamiento total del país, terminará en el 2017 con una cifra equivalente a 50.2% del PIB. El titular del CIERP recordó que en la Iniciativa de Ley de Ingresos de 2012, el compromiso gubernamental era de tener una deuda para 2017 de 34.6% del PIB. Sin embargo, seis años después el compromiso del 2017 está 15.6 puntos porcentuales arriba del objetivo. De esta forma, el SHRFSP ha experimentado un aumento de 14.3% del PIB, si se compara con el 2010 y de 10.1% si se hace con el 2013, primer año de gestión de la actual administración. Es decir, que en los últimos diez años, la deuda ha crecido 25%.

Comentarios