En lo que va del año el peso acumula una depreciación de 12.66%

viernes, 30 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a que el tipo de cambio cerró este día en los 19.69 unidades por dólar en sucursales bancarias, tras la decisión del Banco de México (Banxico) de incrementar la tasa de interés a 4.75%, septiembre no fue un buen mes para el peso. En el noveno mes del año nuestra moneda tuvo una depreciación acumulada de 3.21%, o 60 centavos, como consecuencia de la especulación relacionada con la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) estadunidense. De acuerdo con el Banco Base, el peso se vio impactado por el proceso electoral estadunidense, luego de que el candidato republicano Donald Trump comenzó a ganar terreno frente a su contendiente, la demócrata Hillary Clinton, quien se vio convaleciente. No obstante, la exprimera dama fue declarada ganadora del debate presidencial, lo que suavizó el fortalecimiento del dólar que en los últimos días cotizaba por arriba de los 20 pesos, tocando niveles históricos. Pero nuestra moneda muestra una depreciación de 12.66% en lo que va del año, siendo la segunda divisa de mayores pérdidas entre los principales cruces, sólo por detrás de la libra esterlina que muestra una caída de 11.25%, que a su vez se deterioró a raíz del Brexit votado a mitad del año, señaló el análisis económico del Banco Base. Para el caso del peso, las pérdidas en el año se deben a los bajos precios del petróleo y al efecto negativo que esto tiene sobre las finanzas públicas de México y también a la especulación relacionada con la normalización de la política monetaria de Estados Unidos que eleva el riesgo de salidas de capitales. Panorama gris Y las alertas están encendidas por la volatilidad en el mercado cambiario. El Banxico, que encabeza Agustín Carstens, advirtió en su Anuncio de Política Monetaria que, derivado de la incertidumbre asociada al entorno externo descrito, no se puede descartar que la moneda nacional experimente depreciaciones adicionales y que ello afecte las expectativas de inflación y el comportamiento de esta última. Además, alertó, también se podrían suscitar aumentos súbitos de precios de bienes agropecuarios, si bien su impacto sobre la inflación tendería a ser transitorio. No paró ahí, pues el banco central consideró necesario que en ese contexto externo “es crucial continuar reforzando las políticas orientadas a fortalecer los fundamentos macroeconómicos del país”. En este sentido, dijo que las medidas de consolidación fiscal propuestas en el paquete económico presentado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al Congreso de la Unión, en el cual se prevé alcanzar un superávit primario a partir de 2017 y estabilizar la razón de deuda pública a PIB también a partir de ese año, van en el sentido correcto. Sin embargo, la revista especializada británica The Economist alertó que el tipo de cambio puede elevarse hasta los 22 pesos por dólar, una vez que se acerque la fecha de la contienda electoral estadunidense. Eso sí, dejó claro que una eventual derrota de Trump no resolverá las presiones que enfrenta el peso, ya que también depende del comportamiento de la economía mexicana, la cual enfrenta un endeudamiento excesivo.

Comentarios