Guajardo celebra resultados 'claros y contundentes” en la industria acerera

martes, 6 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Para el secretario de Economía (SE), Ildefonso Guajardo, la industria acerera del país no vive un momento de crisis, pese a las afectaciones provocadas por la importación discriminada de productos provenientes de China. Luego de participar en el V Congreso de la Industria Siderúrgica, organizado por la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero), Guajardo aseguró que el sector ha tenido resultados “claros y contundentes”. El encargado de la política industrial del país precisó que hasta agosto del 2016 se realizaron 31 investigaciones de prácticas desleales de comercio internacional, de las cuales 68%, es decir, 21 de ellas, tiene que ver con la industria metal-mecánica básica. Además, informó que existen 27 cuotas compensatorias definitivas impuestas en lo que va de esta administración, 17 de ellas pertenecen al sector de la industria metal-mecánica. De hecho, el titular de la SE destacó que en la crisis internacional del acero, que ha afectado incluso a Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania y Brasil; México registró un crecimiento en su producción de 8.8%. En agosto pasado, la Secretaría de Economía estableció  cuotas compensatorias a la lámina galvanizada proveniente de China y Taiwán por hasta 0.563 dólares por kilogramo, y al alambrón originario de China por 0.49 dólares por kilogramo. Según la Canacero, las importaciones desleales, incentivadas por la sobrecapacidad de producción en China y las prácticas predatorias de otros países han distorsionado gravemente los mercados siderúrgicos mundiales y se constituyen como principal amenaza para la industria nacional del acero y su cadena de valor, al capitalizar ilegalmente el consumo nacional en detrimento de la planta productiva, sus empleos, inversiones, calidad de productos, investigación y desarrollo. Solo en 2015 las importaciones de productos de acero a nuestro país representaron 47.3% del consumo nacional aparente, provocando que la industria del acero operara a 60% de su capacidad instalada y la desafortunada perdida de poco más 10 mil empleos directos. En el acto, el titular de Economía estuvo acompañado por el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; el líder de la Canacero, Guillermo Vogel Hinojosa; así como el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. En su turno al micrófono, Coldwell adelantó que con las inversiones derivadas de la reforma energética, la industria del acero y el metal podría convertirse en el centro de oportunidades para nuevas construcciones, ductos y plataformas. Por su parte, Mancera  afirmó que su administración trabajará en generar un clima de confianza para la inversión. “Eso es lo que nos conviene y nos conviene trabajar parejo, desde abajo. Aquí ya se dijo, poder llegar con estas economías a toda la gente y poder generar una mejor repartición de toda la riqueza que se genera”, dijo.  

Comentarios