Canacope CDMX acusa a Profeco de 'acosar” a empresarios

lunes, 16 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope-Servytur ) rechazó el “acoso” que ejerce la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) sobre empresarios y dueños de negocios por el aumento de precios. En rueda de prensa realizada en las instalaciones del organismo, la presidenta, Ada Irma Cruz Davalillo, advirtió que acciones como las de la Profeco ponen en riesgo el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, firmado la semana pasada por diferentes sectores económicos y el gobierno de Enrique Peña Nieto. Cruz Davalillo fue clara: “La legítima voluntad de proteger al consumidor de alzas injustificadas a los precios de productos básicos, por parte del presidente, como lo fue expresado y contenido en los acuerdos firmados entre el Ejecutivo, representantes del sector obrero, industrial, productivo, prestadores de servicios y comercializadores en días recientes; es susceptible de desvirtuar su cometido al ser utilizada como mecanismo de acoso a empresarios y dueños de negocios, a quienes se criminaliza de facto al atribuirles en el discurso, la única responsabilidad de los aumentos de precios”. Hace unos días, la Profeco, encabezada por Ernesto Nemer Álvarez, dirigió a miles de comercios minoristas del país un oficio en el que se pretende obtener información sobre variaciones de precios, inventario de productos y servicios que se comercializan, e incluso sobre el capital de los negocios. “Esa (es) información que consideramos de manejo delicado y que puede comprometer la seguridad de los empresarios. Además de incluir sanciones fuera de lógica por el incumplimiento de dicha solicitud”, señaló la Canacope-Servytur. La líder empresarial alertó que este tipo de acciones lesiona la economía de los empresarios y pretende que desvíen su actividad y objetivo de los comerciantes para realizar la función de inspección que le corresponde a la autoridad, generándole costos adicionales de operación en un momento de apremio económico. Ada Irma Cruz exigió que la Profeco “haga público los procedimientos y criterios que aplicarán en esta campaña de vigilancia, debido a que se ha despertado un ánimo de zozobra e incertidumbre en el sector, por los alcances que las inspecciones, apercibimientos y posibles sanciones tengan en contra del sector minorista”.