Gasolinazo eleva la inflación a 1.5% en enero; la más alta en 18 años

martes, 24 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Durante los primeros 15 días de enero la inflación se disparó 1.51% para colocarse a una tasa anual de 4.78%, la más elevada desde la segunda quincena de septiembre de 2012, alertó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Esta es la mayor alza registrada para el mismo periodo desde 1999, cuando llegó a 1.62%. El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se aceleró tras el alza de 21.67% en el precio de la gasolina de alto octanaje o Premium, mientras que la de bajo octanaje o Magna aumentó 16.80%, en tanto que el gas doméstico LP incrementó 17.81%, principalmente. En menor medida subieron los precios de la cebolla, del autobús urbano, de los automóviles, de los restaurantes y similares, de las tortillas de maíz, así como de los derechos del suministro de agua. En contraste, disminuyeron los costos del jitomate, del transporte aéreo, servicios turísticos en paquete, la ropa de abrigo, tomate verde, uva, huevo, otros chiles frescos, blusas y playeras para mujer, entre otros productos. Por otro lado la inflación subyacente, que es aquella que integra mercancías y servicios, excepto agropecuarios y energéticos, se elevó 0.37%, para colocarse a una tasa anual de 3.72%. Mientras que la no subyacente se disparó 5.03%, dando como resultado una tasa de 8.02% durante los primeros 15 días de enero; este tipo de inflación se compone de los productos agropecuarios y energéticos, que tienen la característica de ser más volátiles. Según el Inegi, el Índice de Precios de la Canasta Básica registró un aumento quincenal de 4.15%, así como una tasa anual de 7.21%. En la misma quincena de 2016 los datos correspondientes fueron de -0.07 y 0.91%. En otras palabras, la decisión del gobierno de Enrique Peña Nieto de abrir el mercado de las gasolinas ya pegó a la inflación, la cual se coloca fuera del rango propuesto por el Banco de México (Banxico), que es de 3% (+/- un punto porcentual). Eso sí, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, aseguró que dicho impacto en los precios será “temporal y se diluirá con el tiempo”. “Si vemos en el periodo 2009-2015, fueron cuatro o cinco años donde la gasolina aumentó más de 10% y la inflación se mantuvo bien controlada. Hoy vemos, como se esperaba, un repunte en la inflación que se espera sea temporal, conforme al Banco de México, y que se diluya con el tiempo”, justificó Meade Kuribreña luego de participar en la reunión plenaria de legisladores pertenecientes al PVEM.