Cúpula empresarial pide que se mantengan los precios de las gasolinas en febrero

lunes, 30 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Aunque la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dejó claro que “no habrá” marcha atrás a los gasolinazos previstos para febrero, la cúpula empresarial pidió que se mantengan los precios actuales del combustible. Luego de participar en la X Reunión Plenaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado de la República, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, señaló a medios de comunicación: “Hoy en las negociaciones internacionales para la apertura en materia de distribución de combustibles creo que vamos en el camino correcto, pero es probable que se hayan generado espacios suficientes para postergar la revisión de precios y continuar de cualquier forma con el calendario de apertura de las gasolinas”. El líder empresarial dijo que es importante que la SHCP, encabezada por José Antonio Meade, revise sus números y procesos para encontrar espacios “suficientes para mantener los precios como están. “Lo deseable es que mantengamos los precios como estamos y que continúen los procesos de apertura de acuerdo al calendario”, agregó, luego de que el alza en las gasolinas y diésel provocara en enardecimiento social, así como de los mismos empresarios dedicados a la venta de gasolinas. Pese al discurso oficial, respecto a que “los gasolinazos” son provocados por el alza en los precios internacionales del petróleo, especialistas y  la misma Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) han dejado ver que no existen condiciones de mercado óptimas en el país y que la transición para liberalizar los precios es de largo plazo. De hecho, el gobierno federal tenía previsto este proceso para el 2018, no obstante, es año de elecciones presidenciales. La inconformidad ha minado en varios sectores del país y el empresariado no se ha quedado atrás. Castañón señaló que “los próximos ajustes de la gasolina no necesariamente serían para incrementar el precio de los combustibles, pues si el recalculo demostraba una disminución, los precios tendrían que bajar, pero si es a la alza, sería recomendable que los precios se mantuvieran como están”, dijo. Fue más allá: “No podemos quedarnos con una sola variable y descuidar las otras, porque sabemos que cuando se sostienen los precios ficticiamente se forma una burbuja inflacionaria que luego es más dolorosa”. Por lo pronto, en los primeros 15 días de enero, la inflación se disparó a 4.78%, lejos del rango meta propuesto por el Banco de México (Banxico) que es del 3% (+/- un punto porcentual).