La Coparmex insistirá en aumento al salario mínimo a 95.24 pesos

lunes, 23 de octubre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a las resistencias por parte del gobierno federal y del Banco de México (Banxico), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) buscará que el salario mínimo tenga un aumento de 15.2 pesos, en la reunión del Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) el próximo miércoles. Lo anterior implica que, a partir del 1 de noviembre de este año, el Salario Mínimo General (SMG) pase de 80.04 pesos –vigente a partir del 1 de enero de 2017– a 95.24 pesos, para que pueda alcanzar la Línea de Bienestar establecida por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). De acuerdo con el organismo presidido por Gustavo de Hoyos Walther, el retraso en la adopción de la resolución tendiente al alineamiento del SMG a la Línea de Bienestar ha sido injustificado. “Más allá de las presiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público o de las posturas irreductibles del Banco de México, esperamos que la Conasami cumpla ya con su mandato”, señaló en un comunicado. De concretarse el incremento del SMG, todas las personas que trabajan en la economía formal obtendrán al menos 100% de la suma requerida para satisfacer la canasta alimentaria y la canasta no alimentaria en los núcleos urbanos, según la Coparmex. La propuesta del organismo patronal plantea que el incremento sea definido en pesos –no a través de un porcentaje– bajo el mecanismo denominado Monto Independiente de Recuperación (MIR) y sería aplicable únicamente al Salario Mínimo General (SMG), de la misma manera que se instrumentó exitosamente en diciembre de 2016. “Este mecanismo independiente del resto de los incrementos a los salarios mínimos y contractuales permite acelerar en forma diferenciada el proceso de fortalecimiento del poder adquisitivo y el bienestar de los cerca de 488 mil trabajadores que reciben el SMG, es decir, de quienes menos ganan en la economía formal”, explicó De Hoyos Walther. El reto de México no es sólo lograr un millón 200 mil puestos de trabajo cada año, sino que los mismos sean empleos de calidad. De los cerca de 800 mil empleos que se habrán adicionado a finales de 2017, únicamente 61% son de tiempo completo y tienen un nivel de ingresos que permite al trabajador satisfacer sus necesidades básicas de acuerdo con el Coneval. La Coparmex defendió que en el Monto Independiente de Recuperación (MIR) aplicado para el incremento salarial aplicado para el 2017 no se observó el llamado “efecto faro” en las negociaciones contractuales; no tuvo el incremento una incidencia significativa en la inflación y tampoco generó mayor informalidad por ese incremento. “Los señalamientos externos por el desfasamiento salarial en México, hoy se constituyen incluso en un obstáculo para la negociación exitosa del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica. Es tiempo de dar una señal de que el país avanza, conforme a sus procesos internos, en la dirección correcta en la evolución de su mercado laboral, el abatimiento de la creciente desigualdad y en la ruta del desarrollo social”, sentenció.  

Comentarios