Créditos para reconstrucción de vivienda disparan acciones de constructoras en la BMV

martes, 3 de octubre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Después de que el gobierno federal anunciara una serie de medidas relacionadas con los créditos hipotecarios y apoyos fiscales para la reconstrucción de viviendas afectadas por los sismos ocurridos en septiembre, las acciones de las constructoras listadas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se dispararon. De hecho, este martes el Índice Hábitat de la BMV, que es el dedicado al sector vivienda y está integrado por cuatro compañías dedicadas a la construcción, renta y venta de inmuebles, tuvo un alza del 2.5%; mientras que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), que agrupa a más de 140 empresas de diferentes ramos, apenas tuvo una ganancia del 0.23%. No es poca cosa. El pasado lunes el gobierno federal anunció que las personas físicas de la Ciudad de México; Cuernavaca y Jiutepec, en Morelos; Cuautlancingo, Puebla, Cholula, San Martín Texmelucan y San Miguel Xoxtla, en Puebla; y Tlaxcala, Papalotla de Xicohtén, Xicohtzinco y Apizaco, en Tlaxcala, tendrán acceso a créditos preferenciales con recursos federales, estatales o municipales, para la reconstrucción o reparación de sus viviendas según el grado de afectación que registren. Dichos créditos serán provistos por la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y el Fondo de Operación y Financiamiento Bancario a la Vivienda (FOVI). De forma complementaria, en las ciudades mencionadas, las personas físicas que sufrieron pérdida total de sus inmuebles estarán exentas del pago de ISR por ingresos de la venta del terreno que albergaba su vivienda, siempre que el monto no exceda de 700 mil unidades de inversión. Mientras que, para el resto de los municipios de Guerrero, Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala, declarados en emergencia, las familias afectadas recibirán recursos directos del Fonden, al igual que en los estados de Chiapas y Oaxaca. Ahí se entregarán apoyos para la reconstrucción de vivienda. Los inversionistas y las mismas empresas inmobiliarias vieron esas acciones como un empujón al sector que en los últimos años ha estado empantanado. Como muestra un botón: Las acciones que más se elevaron fueron las de Homex, dirigida por José Alberto Baños López, con una ganancia del 20.59% al venderse en 1.25 pesos por título. Situación fuera de lo normal considerando los números obtenidos en el segundo trimestre del año. En dicho periodo, Homex vendió 68 unidades de vivienda, lo que representa un retroceso del 86%, respecto al mismo trimestre del año pasado. No sólo eso, la compañía reportó afectaciones en su capacidad de construcción debido a restricciones de liquidez en el trimestre, por lo que el equipo de administración estuvo enfocado en el rediseño del modelo de construcción y supervisión de proyectos y la reorganización de la estrategia de ventas y cobranza. En el periodo comprendido entre abril y junio, los ingresos de dicha compañía se desplomaron 87% anual. Después de Homex, las acciones con mayor ganancia fueron las de Geo, con un 10.53%. La empresa altamente endeudada y dirigida por Juan Carlos Díaz Arelle estuvo a punto de la quiebra. El pasado 12 de septiembre el magistrado del Segundo Tribunal Unitario en Materias Civil y Administrativa del Primer Circuito, dejó sin efecto el convenio de concurso mercantil aprobado a Geo en 2015, en favor de algunos acreedores como Termopuertas y Máquinas Diésel que buscan recuperar su deuda en efectivo y no en acciones como propuso la constructora. Por su parte, los títulos de Urbi tuvieron un alza del 7.83%. A finales de 2014, Urbi solicitó la declaratoria de concurso mercantil, al tener problemas de liquidez de corto plazo y una estructura de capital ineficiente. En febrero de 2016, se anunció que se habían aprobado los convenios concursales de Urbi. Con base en ello, se concluyeron de forma exitosa dichos procedimientos. Las acciones de Ara registraron un aumento del 0.48% en la jornada de este martes. Sin embargo, la compañía estimó que en 2017 generará ingresos por aproximadamente ocho mil millones de pesos, lo que representará un crecimiento del 8%, respecto a lo esperado para 2016.

Comentarios