Inflación disminuye a 6.35% en septiembre, tras sismo

lunes, 9 de octubre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras llegar a su mayor nivel en los últimos 16 años -en agosto pasado registró 6.66%- la inflación en México se desaceleró en septiembre al ubicarse en 6.35%, debido a la baja en los precios de los productos agropecuarios y a que algunos servicios de transporte público y telefonía móvil fueron gratuitos durante la emergencia por el sismo del pasado 19 de septiembre. De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicada este lunes, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en un nivel de 6.35% a tasa anual en el noveno mes del año. La cifra es el menor crecimiento en los últimos tres meses. La cifra fue menor a la registrada en agosto y se colocó por debajo de lo esperado por el sondeo de analistas consultados por Bloomberg, que preveía un crecimiento de los precios para ubicarse en 6.47%. Según los reportes del Instituto, cada mes la inflación observó un descenso a 0.31%, comparado con de 0.49% reportado en agosto. De hecho, desde el primer mes del año, la inflación ha rebasado el objetivo del Banco de México (Banxico) de 3% +/- 1%. Los precios que más subieron durante septiembre fueron productos agropecuarios como cebolla (44.8%), papa y otros tubérculos (16.7%). Por el contrario, los que más bajaron fueron el Metro y el transporte eléctrico (-23.4%), jitomate (-20.1%), tomate verde (-17.7%) y servicios de telefonía móvil (-3.7%). El Inegi recordó que tras el sismo del pasado 19 de septiembre, en la Ciudad de México el gobierno capitalino dispuso que los servicios de transporte eléctrico y el sistema de Movilidad 1 operaran de forma gratuita. Además, algunas compañías de telefonía móvil abrieron sin costo sus servicios, de la misma forma que las casetas de teléfonos públicos en todo el país. De hecho, en su anuncio de política monetaria pasado, el Banco de México (Banxico) advirtió que la inflación podría sufrir efectos moderados, pero temporales, tras los sismos de septiembre que afectaron el sureste y centro del país. En el agregado de su reporte, el Inegi informó que el componente subyacente del INPC -que incluye sólo el desempeño de los bienes y servicios de consumo, eliminando la volatilidad de los precios de agropecuarios y las tarifas predeterminadas como las de energéticos y transporte-, disminuyó a tasa anual de 4.8%, el nivel más bajo desde mayo pasado. A su interior, los precios de las mercancías apuntaron un aumento de 6.17% y los servicios, una variación de 3.63%. En tanto, el componente no subyacente -que comprende los precios de bienes y servicios que son influenciados por factores externos como el clima o los mercados internacionales-, registró un aumento de 11.28% a tasa anual.

Comentarios