La SHCP mantiene el optimismo y deja intacta perspectiva de crecimiento hasta de 2.6%

viernes, 24 de noviembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a la caída que registró el Producto Interno Bruto (PIB), durante el tercer trimestre del año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) mantiene el optimismo y decidió dejar intacta su perspectiva de crecimiento económico ubicado en un rango de 2% a 2.6%. Este viernes, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que el PIB tuvo un retroceso de 0.3% en el tercer trimestre, respecto al periodo inmediato anterior; mientras en su comparación anual, la economía mexicana en su conjunto avanzó 1.6%, según cifras ajustadas por estacionalidad. De acuerdo con la SHCP, la desaceleración del PIB se explica en gran medida por un impacto temporal y limitado de los desastres naturales, que afectaron sobre todo dos rubros: la producción de petróleo y servicios como los educativos y los relacionados con el turismo y el esparcimiento, que fueron suspendidos temporalmente en las zonas afectadas. A decir de la dependencia encabezada por José Antonio Meade, el efecto negativo que dejaron los terremotos ocurridos en septiembre ya se desvaneció. Hacienda precisó que, durante octubre de 2017, la producción de petróleo tuvo un crecimiento mensual de 9.8%, compensando casi en su totalidad la reducción de 10.4% registrada en septiembre. Asimismo, al 5 de noviembre, 95.4% de las escuelas de la Ciudad de México ya habían reanudado sus labores. “No obstante, la desaceleración temporal registrada en el tercer trimestre, en 2017 el desempeño económico de México ha sido positivo, en un entorno externo que si bien ha mejorado se mantiene con factores de elevada incertidumbre, en la que destaca la asociada a riesgos que puedan afectar el comercio y el crecimiento global”, presumió la institución encargada de la política fiscal. Señaló que el crecimiento del PIB acumulado durante enero-septiembre de 2017 es de 2.2% anual; mientras que en cifras desestacionalizadas, el crecimiento acumulado es de 2.5%, igual al registrado en el mismo periodo de 2016. Aún más. Hacienda destacó que, excluyendo las actividades más relacionadas con el petróleo, durante enero-septiembre de 2017 el crecimiento fue de 3.3%, mayor en 0.4 puntos porcentuales al del mismo periodo de 2016. “Desde la aprobación de las reformas estructurales el crecimiento económico se ha acelerado. Entre el primer trimestre de 2014 y el tercer trimestre de 2017, el crecimiento anual promedio del PIB es de 2.8%, mayor que el promedio histórico de los 20 años anteriores de 2.4%”, señaló. Para la Secretaría de Hacienda, lo peor ya pasó para la economía mexicana ya que se observa un sólido desempeño de los determinantes del consumo, un “dinamismo” de la generación de empleos formales, que durante enero-octubre fue de un millón siete mil empleos, “el mayor incremento para un periodo similar desde que se tiene registro”, presumió. También no dejó pasar el dato del crédito otorgado por la banca comercial al sector privado, el cual se incrementó en 5.5% en septiembre.

Comentarios