Moody´s advierte daño a industria de construcción y consumo interno por alza de combustibles

jueves, 2 de febrero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— A unos días del segundo ajuste al precio de las gasolinas en lo que va del año, la agencia calificadora Moody’s Investors Service alertó que el alza en los combustibles afecta a las empresas dedicadas a la construcción y al consumo interno. En un reporte, la agencia con sede en Nueva York, señaló que “el incremento en los precios del combustible afecta negativamente a las compañías que dependen fuertemente del gasto local, ya que los mayores precios del combustible estimularán la inflación y golpearán al gasto de consumo”. De acuerdo con Moody’s, empresas constructoras como ICA, propiedad de Bernardo Quintana, y ARA, de Germán Ahumada Russek, verán afectado su crecimiento pues el costo de operación de maquinaria pesada y transporte se verá incrementado, sumado a los aumentos en los precios de algunos insumos como cemento y acero. No sólo eso, compañías como Televisa de Emilio Azcárraga; Telmex, del magnate Carlos Slim, así como la minorista Elektra, de Ricardo Salinas Pliego, son sensibles al incremento de las gasolinas. “El débil entorno económico dificultará que las compañías, cuyos productos tienen una demanda elástica o que son sensibles al alza en los precios puedan transferir los mayores gastos en combustible a sus clientes, con lo cual se reducirán sus márgenes operativos”, alertó la calificadora. En efecto, el panorama para este año es gris: De acuerdo con los especialistas del sector privado que consulta el Banco de México (Banxico) mes a mes, la economía mexicana plantea un crecimiento económico que no supera 1.5% para el 2017, una inflación ubicada en 5.25%, un tipo de cambio ubicado en los 21.70 pesos por dólar, además de menos empleo y una baja en la Inversión Extranjera Directa. Los que sí ganarán en este entorno, son las arcas de algunos gobiernos estatales. Moody’s adelantó que entidades federativas como Nuevo León, Jalisco, Ciudad de México, Estado de México y Veracruz serán beneficiados, pues reciben una proporción del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado a las gasolinas y el diésel. “Estimamos que en 2017 el impacto de los ingresos del IEPS federal sea equivalente a un crecimiento de 2.8% respecto a las participaciones presupuestadas para 2017. Cifra equivalente en promedio a 1% de los ingresos totales de los estados”, previó el reporte de la agencia calificadora. Otro ganador es Petróleos Mexicanos (Pemex). Según Moody’s la ahora empresa productiva del Estado, “es netamente beneficiaria de los precios más altos de la gasolina porque esto permite que la compañía venda combustible a precios que se acercan mucho más a su estructura de costos actual”. De hecho, el alza en los precios de los combustibles tendrá un efecto positivo en sus márgenes de menudeo del combustible y ayudarán a mitigar las pérdidas en refinación de petróleo.

Comentarios