En México sigue pendiente la tarea de garantizar el bienestar de las familias mexicanas: Cofece

martes, 13 de junio de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Alejandra Palacios, advirtió que en México sigue pendiente la tarea de garantizar el bienestar de las familias mexicanas. “Si el objetivo es garantizar el bienestar de las familias mexicanas, la tarea pendiente (…) consiste en avanzar ahí donde la política comercial provoca distorsiones en el funcionamiento efectivo de los aparatos productivos, así como en los precios finales de los bienes, principalmente en aquellos que son de primera necesidad y que no se producen con ventaja competitiva en México”, señaló Palacios al participar en el seminario Política comercial para la competencia y la productividad en México. Añadió: “Es indispensable monitorear el efecto de los aranceles y las cuotas compensatorias en los precios y en los flujos comerciales”. Ejemplificó que una revisión a la política comercial de los pantalones, ropa de bebé y camisas podría hacer que el gasto destinado por los hogares mexicanos a esas prendas se redujera hasta 20%. La carne y el pollo, dijo, podrían estar en circunstancias similares. La cabeza del organismo antimonopolios, que en los próximos días presentará un estudio sobre los retos del libre comercio en materia de competencia, cuestionó que si bien los tratados comerciales firmados por México garantizan el acceso preferencial a una amplia gama de productos, estos acuerdos no acaban de atender las necesidades de abasto del país por completo. Detalló que en tres años las importaciones del país se redujeron al pasar de 70% en 2013 a 66% en 2015. En otras palabras, “casi el 35% de las importaciones vienen de países con los que no tenemos un trato comercial”, apuntó. En el mismo sentido, el director del Instituto Mexicano para la Competitividad, Juan Pardinas, señaló que “el enorme problema” del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es que impactó asimétricamente las regiones del país. “Tenemos cinco estados en el norte de México que abarcan el 56% de las exportaciones nacionales, y tenemos 11 estados que, si sumamos todas sus exportaciones, apenas llegamos al 3% de las exportaciones totales”, puntualizó. Para el especialista tenemos una parte del país próspera, dinámica e integrada con el comercio global, y una parte aislada de esa prosperidad. “Pero el problema –explicó-- es el aislamiento, no la integración comercial. Los estados que se han integrado a la economía global han crecido 56% per cápita de 1980 a la fecha, mientras que los estados no integrados sólo han crecido 1%”.