Empleo informal se mantiene en niveles altos: 57.1% tasa en julio, dice el Inegi

viernes, 25 de agosto de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a la disminución del desempleo y la subocupación, la informalidad no cede y se mantiene en niveles altos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Al dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) correspondiente a julio, el instituto informó que, en dicho mes, la tasa de informalidad laboral fue de 57.1%, porcentaje superior al del mes anterior y sin variación respecto al mismo mes de 2016. La tasa de informalidad laboral se refiere a la proporción de la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo. Por su parte, la Tasa de Desocupación (TD), que se refiere al porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA) que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo, fue de 3.2% de la PEA a nivel nacional, proporción similar a la del mes precedente. Mientras que en su comparación anual, la TD disminuyó en el séptimo mes de 2017 frente a la de igual mes de 2016 (3.2% vs 3.8%), con datos ajustados por estacionalidad. El Inegi señaló que en julio pasado, la Tasa de Subocupación, referida al porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda, se ubicó en 6.4%. En su comparación anual, esta tasa fue inferior a la del mismo mes de 2016 que fue de 7.9%. Los datos preliminares de la ENOE indican que 59.2% de la población de 15 años y más es económicamente activa -está ocupada o busca estarlo-, mientras que el resto se dedica al hogar, estudia, está jubilado o pensionado, tiene impedimentos personales o lleva a cabo otras actividades. A este grupo se le conoce como población no económicamente activa. De la población ocupada, ésta alcanzó 96.6% de la PEA en julio de este año. Del total de ocupados, 68.3% opera como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo, 22.2% trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados, 5% se desempeña en los negocios o en las parcelas familiares, contribuyendo de manera directa a los procesos productivos, pero sin un acuerdo de remuneración monetaria, y finalmente un 4.5% son patrones o empleadores.