El IMEF baja a 0.3% su previsión de crecimiento económico para 2019

martes, 15 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) redujo su previsión de crecimiento económico de 0.4% a 0.3% para este año. De acuerdo con el presidente del organismo, Fernando López Macari, la baja en el pronóstico de crecimiento se debe a que persiste un deterioro en la confianza de los empresarios, mermando en el apetito para detonar inversiones en las áreas de maquinaria y construcción, principalmente. Sumado a lo anterior, dijo, hay legislaciones que han conducido a una incertidumbre doméstica, como la nueva Ley Federal de Austeridad Republicana (LFAR), que “atenta contra la profesionalización del servicio público, y su impacto podría darse sobre una estructura de gestión pública ya debilitada ante la pérdida de competentes funcionarios técnicos, después de la cancelación de prestaciones y reducción de sueldos”. Con la nueva ley, abundó, no se tiene la oportunidad de trabajar en el sector privado dentro del área de conocimiento, por 10 años, dándole motivos a los funcionarios públicos para renunciar o bien para incurrir en actos de corrupción. “No por tener incentivos lo va a hacer, pero se está inclinando la balanza hacia lo que no es deseable. Una prohibición de 10 años es excesiva a la luz de las mejores prácticas a nivel internacional, que la establecen en cinco años en el caso de obras de infraestructura y de un año en los demás casos”, advirtió. En este sentido, el IMEF hizo un llamado al presidente de la República para que reconsidere esos términos y regrese la ley a los legisladores para llevar a cabo las modificaciones pertinentes y de esta forma “se evite un fuerte golpe al alto grado de profesionalismo que han mostrado la mayoría de los funcionarios públicos en los últimos 30 años”. En cuanto al paquete económico, sostuvo que la mayoría de los estimados macroeconómicos son realistas, ubicándose cercanos a las expectativas de los mercados, particularmente los relacionados con inflación, tasas y tipo de cambio. No obstante, agregó, los relacionados al crecimiento y a la producción petrolera están por encima del consenso de analistas. Para 2019, el gobierno federal mantuvo su objetivo de superávit primario en 1%, pero aumentó el déficit a 2.7%, desde el 2.5% previo. Para 2020, estos conceptos se esperan en 0.7% y 2.1%, respectivamente. En términos de ingresos, no se espera un avance en términos reales relativo a los últimos estimados para 2019. Al interior destacó el incremento esperado de 4.5% en los ingresos petroleros, mientras que los tributarios no petroleros aumentarían 3.7%. En cuanto a los egresos, el gasto neto pagado aumentaría 0.9% real anual, integrado por un avance de 0.8% en el gasto programable y costos financieros cayendo 1.2%.

Comentarios