Preocupa a Moody’s la sustitución de reservas de Pemex

lunes, 28 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La agencia calificadora Moody’s Investors Service manifestó su preocupación por la sustitución de reservas de Petróleos Mexicanos (Pemex) por los bajos niveles de reinversión de capital. Luego de que la petrolera diera a conocer ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) sus resultados correspondientes al tercer trimestre del año, Pete Speer, analista de la firma señaló: “Nuestra preocupación en torno a la sustitución de reservas continúa, dado los bajos niveles de reinversión de capital, lo cual se encuentra incorporado en la perspectiva negativa asignada a la calificación de ‘Baa3’ de Pemex". De acuerdo con la calificadora, Pemex incrementó en 1.2% la producción de crudo entre julio y septiembre de 2019, comparado con los volúmenes del segundo trimestre del año, además de generar un modesto monto de flujo de efectivo libre positivo. Sin embargo, acotó que “aunque la generación de flujo de efectivo libre en el tercer trimestre superó nuestras proyecciones, se debió básicamente a que la inversión de capital de la empresa se encuentra muy por debajo de nuestras expectativas”. En su reporte, la empresa productiva del Estado, encabezada por Octavio Romero Oropeza, señaló que al 30 de septiembre pasado se ejercieron 162.7 mil millones pesos (8.4 mil millones de dólares) en actividades de inversión. La mayor parte dedicada a exploración y producción, con 147 mil millones de pesos, seguida de transformación industrial, con 11 mil millones de pesos; logística, 1.6 mil millones; fertilizantes, 1.1 mil millones, y corporativo, 0.1 mil millones de pesos. En perforación y servicios, así como en etileno, las cifras son nulas. Pemex aclaró que durante el tercer trimestre se logró uno de los objetivos estratégicos del Plan de Negocios, que es incrementar la producción de hidrocarburos a través de diversas acciones, como la perforación y terminación de pozos en aguas someras de alta productividad; atención inmediata a los problemas operativos como disminución de tiempo en restablecimiento de pozos con fallas en bombeo electrocentrífugo (BEC), y una mayor inversión en mantenimiento a pozos (reparaciones menores, estimulaciones, limpiezas y optimizaciones). También se implementó un proceso para sistematizar la administración integrada de yacimientos y hubo un monitoreo de los pozos de los principales yacimientos para mejorar su continuidad y eficiencia operativa, además de una producción temprana de nuevos campos terrestres.

Comentarios