IP critica eliminación de regulación asimétrica a Pemex

jueves, 19 de diciembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La cúpula empresarial del país repudió la decisión de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) de eliminar la regulación asimétrica que reglamenta las ventas de primera mano y comercialización de gasolina, diésel, así como en materia de gas LP por parte de Petróleos Mexicanos Transformación Industrial (Pemex TRI). “El Consejo Coordinador Empresarial se encuentra preocupado y sorprendido… Con ello se afecta de manera grave la libre competencia en el mercado de petrolíferos en México, se genera incertidumbre y se vulnera la confianza de los inversionistas y los consumidores finales, puesto que ahora Pemex podrá ejercer su posición dominante en la venta de hidrocarburos sin restricción alguna”, señaló el líder del organismo empresarial, Carlos Salazar Lomelín. Pese a que el gobierno federal se había comprometido a no introducir modificaciones en la regulación del ámbito energético, acotó, “esta medida es un nuevo cambio de reglas de juego, que se suma a la decisión tomada sobre los Certificados de Energía Limpia (CELS) en fechas recientes”. A decir del CCE, “estas decisiones no abonan a mejorar el clima de negocios, y tampoco representan una ventaja importante para Pemex o para la Comisión Federal de Electricidad”. Aún más, la iniciativa privada consideró que la eliminación de la regulación asimétrica permite a Petróleos Mexicanos establecer, con discrecionalidad y sin mecanismos de rendición de cuentas, precios discriminatorios de manera unilateral, sin intervención de las autoridades. “Lo anterior genera un clima de incertidumbre en el marco regulatorio existente, destruye la certeza jurídica, afecta el clima de inversión e inhibe la participación de mayores prestadores de servicios y de una oferta diferenciada en beneficio del consumidor” alertó Salazar Lomelín. Reversa a principios de reforma energética: Coparmex En el mismo tono, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), advirtió que con la medida, se le da reversa a los principios esenciales de la reforma energética en materia de comercialización de gasolina y diésel en perjuicio de los consumidores, dado que ahora Pemex puede ejercer su posición dominante en la venta de ambos hidrocarburos. “Esta acción resultaría en una menor presencia de competidores en el mercado, lo que afectaría la oferta de precios competitivos y productos diferenciados”, explicó. Agregó que Pemex controla la mayor parte de la infraestructura de almacenamiento y transporte del país, la cual es insuficiente para abastecer al país de manera eficiente. “Al dejar sin efecto el acuerdo A/057/2018 otorga flexibilidad a la petrolera del estado para otorgar descuentos en las zonas donde existe mayor competencia, incluso incurriendo en pérdidas, lo cual inhibe la expansión y fortalecimiento de la cadena de suministro por medio de inversión privada”, lanzó.

Comentarios