El dólar se fortalece y cierra la semana en 19.68 pesos en ventanilla

viernes, 1 de marzo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El peso cerró la semana con una depreciación del 0.67% frente al dólar, luego de que el billete verde se ofertó en 19.68 unidades en sucursales bancarias. De acuerdo con el análisis del Banco Base, el dólar se fortaleció frente a sus principales cruces ante la expectativa de que las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China tendrán resultados favorables. La fortaleza del dólar se debe a una mayor probabilidad de que la guerra comercial concluya en los próximos meses. Otro factor que permitió al dólar fortalecerse fue la publicación del crecimiento económico de Estados Unidos, que en 2018 se ubicó en una tasa anual promedio de 2.9%, la más alta desde 2015. Por otra parte, el precio de la mezcla WTI cayó 2.62% a 55.76 dólares por barril, luego de que al inicio de la semana Donald Trump pidió a la OPEP evitar que los precios sigan subiendo, debido a que pone en riesgo el crecimiento económico global.
“Debido al retroceso del precio del petróleo, las divisas de países productores de materias primas se debilitaron. El rand sudafricano se depreció 1.61%, el dólar canadiense perdió 1.19%, el real brasileño cayó 0.84% y el dólar australiano perdió 0.74%”, explicó el análisis.
Mientras que en México hubo un deterioro en las expectativas de crecimiento, lo que podría derivar en una acumulación gradual de posiciones especulativas en contra del peso, algo que no se ha observado desde los últimos tres meses del 2018. Al cierre de la semana, la encuesta de expectativas de Banxico mostró que, en consenso, los analistas anticipan un crecimiento de 1.64% en 2019, por debajo del consenso previo de 1.8%, lo cual se suma a la decisión de Banxico de ajustar a la baja su previsión de crecimiento económico para 2019 de un rango entre 1.7% y 2.7% a uno entre 1.1% y 2.1 por ciento. Los principales riesgos para el crecimiento económico de México están asociados a la implementación de políticas o la modificación de leyes que inhiban la inversión, tal es el caso de la reforma laboral que se planea dictaminar y aprobar en marzo, pues aunque la propuesta busca flexibilizar el mercado laboral y restar fuerza a líderes sindicales, también plantea modificaciones en reglas para la resolución de disputas entre empleadores y trabajadores.
“Esto último podría generar incertidumbre y llevar a las empresas a aplazar decisiones de inversión, lo que también afectaría la creación de empleos, el crecimiento de la masa salarial y el consumo”, explicó el Banco Base.
Asimismo, los conflictos laborales que iniciaron en Matamoros en enero, tienen el potencial de seguir afectando el crecimiento económico. Se espera que el próximo 20 de marzo, aproximadamente 90 mil trabajadores de Walmart, afiliados a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), inicien una huelga si no se cumple la exigencia de un incremento del 20% en su salario y el pago de un 4% por cada venta realizada. De confirmarse la huelga, se trataría de un efecto contagio que pone en mayor riesgo al crecimiento, no sólo por la huelga, sino por los efectos de cascada en otras variables económicas. Debido a que el panorama de riesgos para el crecimiento económico ha empeorado, los pronósticos de crecimiento pueden seguirse revisando a la baja, consideró el Banco Base.

Comentarios