FMI mejora pronóstico para la economía mexicana en 2020

martes, 13 de octubre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana, de -10.5% a -9% en 2020, mientras que para 2021 anticipó un “rebote” de 3.5%. Al actualizar sus Perspectivas de Economía, el organismo encabezado por Kristalina Gueorguieva dio un panorama poco alentador, al advertir que la pandemia borrará el progreso realizado desde la década de los noventa hacia la reducción de la pobreza mundial y agudizará la desigualdad. Lo anterior, porque las personas que dependen de un salario laboral diario y no gozan de la protección de una red de seguridad formal quedaron expuestas a pérdidas repentinas del ingreso cuando se impusieron las restricciones a la movilidad. Por ejemplo, los trabajadores migrantes que viven alejados de su país de origen tienen un acceso aún menor a las redes de apoyo tradicionales, puntualizó. Este año, casi 90 millones de personas podrían caer por debajo del umbral de privación extrema con 1.90 dólares al día. Además, el cierre de las escuelas durante la pandemia plantea un nuevo reto significativo que podría constituir un grave revés para la acumulación de capital humano, abundó. Nota de interés: Covid-19: México, entre los 10 países con más muertes por cada millón de habitantes Además, precisó que las perspectivas de crecimiento opacadas a mediano plazo van acompañadas de un significativo aumento proyectado del stock de deuda soberana. “Las revisiones a la baja del producto potencial también implican una base tributaria más pequeña que la prevista a mediano plazo, lo cual agrava las dificultades de servicio de la deuda”, explicó. La proyección de base del FMI supone que el distanciamiento social continuará en 2021, pero irá disminuyendo a medida que crezca la cobertura de la vacuna y mejoren las terapias. Será a fines de 2022 cuando la transmisión local del virus habrá disminuido a niveles bajos en todas partes. No obstante, las proyecciones a mediano plazo también suponen que las economías experimentarán daños perdurables debido a la profundidad de la recesión y la necesidad de cambio estructural, lo que acarreará efectos persistentes en el producto potencial. Así, el FMI previó una caída de 4.4% en 2020 para el Producto Interno Bruto mundial (PIB), una contracción menos grave que la proyección de junio, situada en 4.9%, mientras que para 2021 espera un repunte de 5.2%. Te recomendamos: Imagen de Vicente Fox dará enfoque social al negocio de cannabis: Paradise

Comentarios