Economía

Inflación se ubica en 4.09% en primera quincena de octubre

En la primera quincena de octubre, la inflación aumentó 0.54% y se ubicó en 4.09%, por lo que quedó fuera del rango del Banco de México, informó el Inegi
jueves, 22 de octubre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La inflación repuntó en la primera quincena de octubre al aumentar 0.54%, lo que derivó en una tasa anual de 4.09%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al interior del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), la inflación subyacente mostró un alza de 0.14% quincenal y de 4.0% anual. Esta se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado.

Por su parte, la inflación no subyacente, que exclusivamente integra los productos agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno, creció 1.80%, así como una tasa anual de 4.34%.

Los productos que tuvieron un aumento en sus precio son la electricidad, jitomate, gas doméstico, cebolla, nopales, transporte aéreo, la gasolina de bajo octanaje, los nopales, la calabacita, así como los servicios turísticos en paquete.

En el caso de la electricidad, el precio se disparó en la primera quincena de octubre porque el programa de tarifas eléctricas de temporada cálida terminó su periodo de vigencia durante octubre en las siguientes ciudades: Mérida, Monterrey, Acapulco, Torreón, Veracruz, Villahermosa, Tampico, Monclova, Chetumal, Iguala, Tepic, San Andrés Tuxtla, Campeche, Tehuantepec, Ciudad Acuña, Cancún, Coatzacoalcos y Tuxtla Gutiérrez.

En contraste, los productos que disminuyeron los precios fueron el pollo, limón, naranja, aguacate, plátanos, la  papa y otros tubérculos, los detergentes, el chile serrano, entre otros.

De acuerdo con el análisis del Grupo Financiero Monex, el dato de hoy confirma que la reversión de la segunda quincena de septiembre constituye un hecho atípico más que un cambio de tendencia.

 De esta manera, explicó, la inflación parece estabilizarse alrededor del 4.1%, aunque podría ser susceptible a ligeros incrementos en los próximos tres meses y cerrar el año encima de este nivel.

 Más aún, a menos que la segunda quincena de octubre no tenga una variación positiva -que sólo ha ocurrido en uno de los últimos 10 años-, la inflación estará fuera de rango meta del Banco de México, el cual es del 3% (+/- un punto porcentual) durante la reunión de política monetaria del 12 de noviembre y se mantendrán las reservas para alargar el ciclo de bajas, agregó.